Tráfico | T 30° H 82%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

“Canción Andaluza”, la “nana” póstuma de Paco de Lucía, “el profeta”

WUNI News
04/28/2014 8:52 AM

Madrid, 28 abr (EFE).- Recorrió el mundo en 26 discos y para el 27, póstumo sin temérselo siquiera, Paco de Lucía quiso volar a los brazos de su hogar, su infancia, y por eso eligió ocho de las “nanas” que templaban su corazón para hacer “Canción Andaluza”, un disco que sale mañana y que ya es “magisterio” del género.

Hoy hace exactamente dos meses que los restos de Francisco Sánchez (Algeciras, España, 1947) fueron velados en Madrid, trasladados desde la playa de Cancún donde un infarto le había dado un “zarpazo de muerte” el 26 de febrero, cuando jugaba con su hijo menor, y hoy ha sido el día elegido para presentar el último disco que preparó y el sello que le dedica Correos.

Había estado un año, de octubre de 2012 a septiembre de 2013, grabando en Casa Paco, su residencia de Palma de Mallorca (islas Baleares), los temas que componen un disco que emociona desde su portada, con un retrato que le hizo su mujer, Gabriela Canseco, en el que, en fondo negro, la luz lame parte del cuerpo de la guitarra, su mano y su cara.

“Se va uno dando cuenta, con el paso de la vida, de que la niñez no es solo el arranque. La niñez es el destino. El hogar al que volver. Es ahí, a esas calles de Algeciras (sur) que sonaban a Quiroga, León y Marifé, a esos primeros pellizcos del alma, a los ojos verdes, la zambra y el desconsuelo, donde vuelvo otra vez a volver”, escribe Paco en el disco “a través” de su hija Casilda.

El guitarrista fue “el niño” de los Sánchez, “un rubio regordete” que cayó en su familia como una estrella, ha recordado hoy en la presentación su hermano Pepe, superviviente junto a su hermano Antonio de una dinastía en la que la guitarra y el cante eran “los juguetes”.

A Pepe de Lucía le hubiera gustado, sabiendo ahora lo que sabe, participar en el disco, pero llevaba mucho tiempo sin cantar, y su hermano tampoco “le obligó”, ha explicado en declaraciones a Efe, muy “dolorido” aún por la muerte de “un auténtico profeta” y, sobre todo, por la ausencia de su “hermanillo”.

Le parece que el disco, en el que su hermano exhibe su “magisterio” como arreglista, ha quedado tan “de otra galaxia” como él mismo era, ha asegurado muy emocionado.

La copla, ha recordado, era la pasión de su hermano “desde que era chico” y, sin embargo, cuando se decidió a grabarlo, tenía serias dudas: “¿Tú crees que le gustará a la discográfica?”, le preguntaba.

Y a Universal, su “casa” desde hacía cincuenta años, no es que le gustara, es que le encantó, ha subrayado su director, Narcís Rebollo, orgulloso de haber tenido con ellos a un artista como él.

Paco de Lucía ya había reinterpretado “canciones andaluzas”, como a él le gustaba decir, no copla ni canción española, con su hermano Ramón en 1967, y dos años antes con Ricardo Modrego en un estilo contenido y preciso, que recordaba a la de Sabicas acompañando a Estrellita Castro en “María de la O”, de 1935.

Esta “María de la O”, la suya, es un juego de ritmos entre el tango y la bulería y le siguen un “Ojos verdes”, que se abre por seguiriya, sigue por bolero y culmina en rumba, y un “Romance de valentía” en el que el tiempo es de pasodoble, con palillos y aires de tanguillo.

En “Te he de querer mientras viva”, de su “amor platónico” desde que era niño, es decir Marifé de Triana, Estrella Morente le devuelve “la visita” que él le hizo en “Autorretrato” y mete “alma y corazón” por zambras y fiesta en un tema que el artista quiso dedicar a su mujer.

“La chiquita Piconera” suena a cuplé, pasodoble, tango y fado y, con Parrita, el gitano de Valencia, hace “Romance de Juan de Osuna” y “Manuela”, zambra y tientos que rompen, como mandan los cánones, por tangos, en un sentido homenaje a Manolo Caracol.

“Iba a hacer otra cosa, pero yo le dije a mi hermano que Parrita, con esa voz tan rota, no estaba ahí bien y que lo que tenía que hacer era las canciones que nosotros cantábamos de chicos, y ahí está que se sale”, desvela su hermano.

Paco de Lucía mete a “Quiroga por bulerías” y elige fragmentos de “Lola la Piconera”, “La Ruiseñora” y “Candelaria la del Puerto”, con un son caribeño que alterna ritmos binarios y ternarios. Y termina el disco con “Señorita”, junto al bajista cubano Alain Pérez y Óscar León cantando en clave de salsa.

El guitarrista protagoniza en España, ha explicado el presidente de Correos, Javier Cuesta, la serie filatélica que Europa dedica este año a “instrumentos nacionales”.

El elegido había sido la guitarra española, pero la muerte del artista -solo protagonizan sellos los fallecidos, a excepción de los miembros de la familia real- cambió sus planes, y Paco de Lucía ya estará en los envíos postales europeos como lo estuvieron Carmen Amaya, Camarón y Lola Flores.

Por Concha Barrigós.