Tráfico | T 50° H 87%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Puerto Rico plantea “recortes y ajustes” por 1.400 millones de dólares

WUNI News
04/29/2014 8:48 PM
Actualizada: 04/30/2014 11:21 AM

San Juan, 29 abr (EFEUSA).- El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, anunció hoy un presupuesto para el año fiscal 2014-2015 que incluye “recortes y ajustes” de 1.400 millones de dólares y que, por primera vez en más de dos décadas, no recurre a financiación deficitaria.

El jefe del Ejecutivo se dirigió esta tarde a los puertorriqueños para anunciarles que esa reducción se hará a través de un recorte de 547 millones de dólares en gastos operativos, sin afectar los servicios a la ciudadanía, según destacó.

Además, se eliminarán 25 agencias públicas, aunque insistió en que no se despedirá a funcionarios públicos -aunque sí se les congelarán los salarios y se eliminarán “cargos de confianza”- ni se recortará el presupuesto de la Policía ni el de la Universidad de Puerto Rico.

El gobernador resaltó durante un discurso de tono positivo en el Capitolio de San Juan que en diciembre de 2012, al comenzar su mandato, el déficit era de más de 2.200 millones de dólares y que, gracias a los esfuerzos que se están haciendo, éste quedará saldado el próximo julio, año y medio después.

“El déficit va a ser cero por primera vez en décadas. El Gobierno ajustará los gastos a los ingresos. La práctica sostenida de gastar más de lo que recibíamos, se acabó”, dijo García Padilla sobre los planes futuros de su Gobierno para las cuentas públicas de Puerto Rico.

Recordó que el primer presupuesto de su Administración incluyó un aumento en el pago de la deuda pendiente de 200 millones de dólares, y anunció que “este presupuesto elevará esa cantidad a 775 millones”.

En resumen, dijo, se logró una reducción de 547 millones en recortes operacionales, de otros 446 millones “evitando gastos proyectados para el próximo año fiscal” y de 265 millones menos debido a la reducción en la dependencia de las corporaciones públicas al Fondo General de Puerto Rico.

A lo antes mencionado se le debe añadir un recorte de 191 millones producto de “la disciplina en el control de nóminas y ciertas asignaciones especiales”, todo lo cual “se traducirá en importantes ahorros sin despedir funcionarios”.

En conjunto, y según anunció durante su exposición, las dependencias del Gobierno central reducirán su presupuesto de funcionamiento en un promedio del 8 % y la nómina continuará congelada.

“El proceso para modernizar el Gobierno empieza ya. Iniciamos ahora con la integración de 25 agencias para atender mejor las necesidades actuales. Se fusionan 25 entidades sin afectar los servicios que ofrecen”, dijo sobre la esperada reestructuración de compañías públicas.

Las agencias que se consolidan son la Autoridad de Desperdicios Sólidos, la Corporación para el Desarrollo del Cine, la Administración de Desarrollo Laboral, el Colegio Universitario de Justicia Criminal, la Junta de Relaciones del Trabajo y la Corporación de Empresas de Adiestramiento y Trabajo.

También se eliminan las oficinas de Asuntos de la Juventud; de Servicios con Antelación al Juicio; de los procuradores de las Mujeres; de las Personas Pensionadas y de la Tercera Edad; de las Personas con Impedimentos; de la Salud, y del Veterano.

Igualmente, desaparecen como entidades independientes las Comisiones Apelativa del Servicio Público; de Investigación, Procesamiento y Apelación, para la Seguridad en el Tránsito, y la Industrial.

Otros organismo públicos que se consolidan -se integran en otras entidades- son la Corporación de Industrias de Ciegos (Administración de Rehabilitación Vocacional) y la Compañía de Parques Nacionales; el Consejo de Educación.

En relación con los puestos de confianza, anunció que se eliminarán muchos de ellos y otros se revisarán, con la meta de reducir en 14 millones de dólares, un 10 %, la cantidad que se dedicará durante el ejercicio fiscal que comenzará el próximo 1 de julio.

En cuanto a los empleados públicos, dijo que se impone un ahorro de 236 millones de dólares mediante “ajustes a beneficios económicos extraordinarios”, incluyendo algunos compromisos contenidos en los convenios colectivos de los empleados del Gobierno central.

García Padilla aclaró que ese objetivo se consigue gracias a un proceso de negociación y diálogo con los sindicatos que representan a los empleados públicos, y que ha permitido la revisión de sus sistemas de pensiones.

El nuevo presupuesto afecta también a los contratos del Gobierno, ya que la contratación externa, a pesar de haberse reducido ya en más de un 70 % en relación a 2012, sufrirá una reducción adicional de otro 10 %.

Se ajustarán también las pagas de Navidad que ofrecen el Gobierno y las corporaciones públicas, los pagos por licencia de enfermedad no utilizada y las plazas en el Gobierno seguirán congeladas.