Tráfico | T 68° H 76%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Una misión colombiana lleva globos de investigación a la estratosfera

WUNI News
04/29/2014 6:09 PM
Actualizada: 04/29/2014 4:44 PM

Bogotá, 29 abr (EFE).- Aficionados a la astronáutica y expertos de la Fuerza Aérea sumaron esfuerzos para enviar a la estratosfera dos globos-sonda que captaron imágenes de la superficie de Colombia, en una misión que abre las puertas a futuras investigaciones de este tipo en el país.

Los globos fueron liberados el 29 y 30 de marzo pasado desde la base del Grupo Aéreo del Oriente, en las selvas del departamento del Vichada (suroeste), y grabaron durante unos 135 minutos información desde los 37.000 metros de altura.

Colombia se unió así a los países con capacidad de lanzamiento y recuperación de sondas estratosféricos, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el presidente de la Comisión Colombiana de Cohetería y Astronáutica C3 (Fundación C3), José Manuel Bautista.

La idea surgió de proyectos liderados en otras naciones y que han tenido como uno de sus más sonados protagonistas al austríaco Felix Baumgartner, quien en octubre de 2012 logró romper la barrera del sonido al saltar desde la estratosfera, hazaña que fue seguida entonces por millones de personas desde medios y redes sociales.

“Esto nunca se había hecho en Colombia”, añadió Bautista, al destacar que antes se habían enviado sondas sin que se lograra recuperarlas, y quien ve en esta iniciativa una oportunidad para “masificar la educación de las ciencias del espacio”.

Para la jefa del Departamento de Asuntos Espaciales de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), coronel Daissy Garcés Nájar, el éxito de esta misión abre la posibilidad a nuevas investigaciones.

“Con este tipo de experimentos se puede, en un momento dado, observar y realizar análisis de los cambios del terreno, del relieve, de la flora, de los bosques, es decir, en la biomasa. Asimismo, se podría aplicar en la prevención y mitigación de posibles desastres naturales”, afirmó.

También es posible desarrollar estudios en campos como la biología, la agricultura y la nanotecnología.

Garcés explicó que desde la estratosfera se puede analizar, por ejemplo, “algún diseño de un circuito microelectrónico” o el comportamiento de la flora en este ambiente donde las cantidades de oxígeno y anhídrido carbónico son mínimas.

El lanzamiento de estos aparatos requirió un año intenso de trabajo del equipo integrado por la Fundación C3 y la FAC y una inversión de 5,5 millones de pesos (unos 2.839 dólares), aunque esta cifra no incluye horas laboradas por personal experto, ni horas de vuelo para el rescate y recuperación de la sonda de exploración.

De igual forma se requirieron recursos para el alistamiento de la rampa de lanzamiento.

La preparación incluyó un trabajo de simulación realizado por la Dirección de Navegación Aérea de la Jefatura de Operaciones Aéreas de la FAC para determinar el mes con las mejores condiciones meteorológicas para la misión y los protocolos de seguridad establecidos por la Inspección General de la FAC.

Ya en febrero del 2013 el equipo había enviado un primer globo, que no pudo ser recuperado.

Pero la historia fue distinta este año. Después del tradicional conteo regresivo, los globos inflados con helio fueron soltados con un día de diferencia hacia la estratósfera, lo cual obligó a restringir durante tres horas las operaciones aéreas en la zona.

Las sondas llevaban una caja, denominada “carga útil”, diseñada para soportar condiciones extremas y con aparatos de telemetría, geoposicionamiento y vídeo.

Garcés adicionalmente detalló que en esta ocasión se instalaron “sistemas redundantes de localización”, entre ellos un radio transmisor fabricado por Sequoia Space, empresa pionera de la industria aeroespacial en Colombia, para facilitar la recuperación y localización de la sonda, la cual resulto exitosa.

“Este proyecto demuestra cómo se pueden aunar esfuerzos entre la empresa, la academia y el Estado, para la apropiación del conocimiento requerido y la aplicación de las normas de seguridad”, agregó Garcés.

La segunda sonda, que portaba cámaras GoPro, logró captar imágenes de “la curvatura de la Tierra correspondiente al territorio colombiano” y del relieve del país, relató Bautista.

Este experto destacó, a manera de balance, que pudieron “demostrar en mayúscula que este tipo de proyectos cuasi espaciales son viables en Colombia”.

“Nos deja felices y con la capacidad de (un nuevo) lanzamiento estratosférico, porque al enviar dos globos, al poder trazar su trayectoria, predecirla y recuperarlos, nos deja un equipo homologado, es decir, con la comprobación de que funciona”, sostuvo.