Tráfico | T 43° H 70%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

EE.UU. abre una campaña para prevenir las muertes de migrantes en el desierto fronterizo

WUNI News
04/30/2014 9:01 PM

Tucson (EE.UU.), 30 abr (EFE).- Con la llegada de verano y sus altas temperaturas, la Patrulla Fronteriza en el estado de Arizona (EE.UU.) inició hoy la campaña Frontera Segura para alertar a los migrantes que quieren cruzar a Estados Unidos ilegalmente de los peligros y riesgos a los que se exponen en el desierto.

“El propósito de la campaña es prevenir muertes en el desierto. Inició en 1998 porque en ese tiempo reconocimos que necesitábamos hacer algo, con el pasar de los años ha crecido y hemos involucrado más individuos, organizaciones y consulados”, dijo Manuel Padilla, jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector Tucson (Arizona).

Padilla explicó que el objetivo es que el mensaje llegue a México, Centroamérica y Suramérica y también a las ciudades donde se dirigen los inmigrantes en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, resaltó que el cruce de indocumentados por Arizona disminuyó considerablemente en lo que va del año ya que han sido detenidos unos 52.360 inmigrantes en comparación con Texas donde la cifra es de 97.386.

“Lo que estamos viendo hoy en la frontera con México es que muchos están entrando por el sur de Texas y eso se atribuye a varias razones, una es los recursos que tenemos aquí en Arizona y otra es por las alianzas que tenemos con agencias policiales en Estados Unidos y México”, indicó el jefe.

Según la agencia migratoria, a los traficantes de humanos no les importa la vida de las personas y los exponen a toda clase de riesgos, asaltos, violaciones e incluso a la muerte.

En los últimos años los traficantes han cambiado las rutas y obligan a los migrantes a transportar droga, en muchas ocasiones para pagar la travesía. Además, enfatizaron las autoridades, en su intento por evadir los controles y las cámaras de la Patrulla Fronteriza los llevan por áreas alejadas del desierto donde es difícil rescatarlos cuando son abandonados.

Durante el evento realizado en un área del desierto de Arizona, el equipo de Búsqueda, Trauma y Rescate (BORSTAR) hizo una demostración de cómo realizan rescates en terrenos difíciles de ingresar con vehículos y lo hacen con la ayuda de un helicóptero.

“Lo que estamos viendo es cómo el helicóptero llega a un área a recoger a un inmigrante que fue rescatado en esta montaña donde como ven es difícil de llegar”, explicó Ricardo Cardiel, agente de Borstar.

Este equipo está compuesto por 45 agentes, técnicos de emergencia y 6 paramédicos, “los cuales están capacitados para realizar todo tipo de rescates”.

Cardiel agregó que cada año los rescates se incrementan al inicio del verano, cuando reciben más llamadas al número de emergencia 911.

Los cónsules de México y El Salvador participaron en la actividad de hoy, al igual que organizaciones comunitarias como Fronteras Compasivas que trabaja para rescatar inmigrantes en el desierto y llenar las estaciones de agua.

“Estamos preocupados por los peligros que existen y es por ello que el Gobierno ha lanzado una campaña permanente para informar de estos peligros”, manifestó a Efe el cónsul de México en Tucson, Ricardo Pineda.

El funcionario indicó que las muertes de mexicanos continúan y que en muchos casos los restos recuperados en el desierto son difíciles de identificar.

Durante el recorrido realizado por el desierto, los agentes también enseñaron cómo funcionan las torres de rescates que tienen desplegadas por el desierto para que los inmigrantes puedan ser encontrados por un agente, con sólo apretar un botón.

“Tenemos 22 torres en el sector de Tucson. Un inmigrante que encuentra esta torre puede apretar el botón rojo (que emite) un sonido pequeño como un pito que envía una señal a la estación en Tucson y de allí envían la alerta de búsqueda a los agentes”, explicó Peter Bidegain, vocero de la Patrulla Fronteriza.

Pero, debido a que el flujo de inmigrantes se ha movido a lugares más alejados algunas de estas torres serán trasladadas a otras áreas.

En el año fiscal 2013 la Patrulla Fronteriza reportó que 200 inmigrantes perdieron la vida en el desierto, mientras en lo que va del 2014 han encontrado 51 cuerpos.