Tráfico | T 55° H 42%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Nacional, un grande en sus horas bajas y “triturador” de entrenadores

WUNI News
04/30/2014 2:00 PM

Montevideo, 30 abr (EFE).- Nacional, uno de los equipos grandes del fútbol uruguayo y con varios títulos internacionales, atraviesa una profunda crisis deportiva que derivó esta semana en la salida del entrenador Gerardo Pelusso, exseleccionador de Paraguay, que pese a su trayectoria y reconocida capacidad se convirtió en la tercera víctima del banquillo en poco mas de un año.

Nacional tiene la plantilla más numerosa y cara del fútbol uruguayo mezcla de figuras de larga trayectoria en equipos de varios países y otras jóvenes promesas, pero no ha logrado en las últimas temporadas la regularidad.

Nombres como Álvaro “Chino” Recoba, los internacionales Andrés Scotti, e Ignacio González, mundialista en Sudáfrica 2010, los también experimentados goleadores Iván Alonso y Alexander Medina y el recientemente regresado a la plantilla tras casi una década en Europa portero Gustavo Munúa, son los más conocidos.

El equipo fue reforzado a comienzos de año con el internacional peruano Rinaldo Cruzado tras su pasaje por el fútbol italiano y argentino.

A ellos se suman varios jóvenes con promisorio futuro como el también internacional Sebastián Coates, ya traspasado al Liverpool inglés, y el centrocampista sub’19 Gastón Pereiro.

Sin embargo, ese grupo de figuras, muchas de ellas con probada capacidad en equipos de varias partes del mundo, no ha logrado marcar el rumbo para los más jóvenes.

En los últimos dieciséis meses pasaron por la dirección técnica de Nacional Gustavo Díaz, que fue cesado por los malos resultados, el argentino Rodolfo Arruabarrena, que no renovó contrato tras una temporada irregular y sin títulos, y ahora Pelusso.

“Hay que reconocer que este año (deportivo) fue un desastre y que nadie esperaba esto”, afirmó hoy el presidente de Nacional, Eduardo Ache.

“Tenemos claro que el talón de Aquiles ha sido el de la incorporación de futbolistas”, dijo, y agregó que en la política de contrataciones “en algunos casos se acertó y en otros no”.

Pelusso, por su parte, afirmó que no renunció a su cargo sino que fue cesado.

“Puse el cargo a consideración de la directiva esperando su respaldo, pero no me quería ir”, agregó el entrenador.

El exseleccionador paraguayo, que fue campeón de la Liga uruguaya con Nacional en 2008, tomó esa decisión tras la dura derrota por 5-0 que el equipo sufrió el domingo frente al Peñarol en el clásico local.

Ese fue el resultado más abultado que sufrió Nacional en un clásico desde 1953.

Tras la derrota Nacional quedó en la séptima posición del torneo Clausura con 18 puntos a ocho del Peñarol, que es el líder, cuando restan tres jornadas para finalizar.

El equipo “tricolor”, como se le conoce, corre riesgo de quedar fuera de la Copa Libertadores de América del próximo año, torneo en el que participó de manera consecutiva en las últimas dieciocho temporadas y lo levantó como campen en tres ocasiones la última en 1988.

Sin embargo, la actuación en la edición 2014 fue también de las peores de su historia.

En la primera fase superó al boliviano Oriente Petrolero, tras derrota 0-1 en Santa Cruz y victoria por 2-0 en Montevideo.

Pero luego vino el derrumbe y el equipo quedó último en el Grupo 6 del torneo continental con un solo punto sobre 18 posibles tras medirse con Gremio, Atlético Nacional y Newell’s Old Boys.

Frente al equipo argentino también sufrió una goleada por 4-0 en Rosario.

De manera interina y para dirigir la plantilla en las últimas tres jornadas del Clausura, la directiva nombró al excentrocampista internacional Álvaro Gutiérrez, que se desempeñaba hasta ahora en las divisiones juveniles.

“Nacional me necesita y acá estoy. La plantilla está dolida pero con la ilusión de salir adelante”, aseguró el técnico.

Mientras tanto, uno de los nombres que se mencionan para volver a dirigir al Nacional es el de Martín Lasarte que recientemente regresó a Uruguay tras conducir a equipos de España y Chile.