Tráfico | T 35° H 64%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Rousseff dice que denuncias sobre Petrobras deben ser investigadas con rigor

WUNI News
04/30/2014 9:40 PM

Sao Paulo, 30 abr (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó hoy que las denuncias que circulan sobre sospechas de corrupción en la petrolera estatal Petrobras deben ser investigadas con “rigor”, pero advirtió que no pueden ser usadas para “deteriorar la imagen” de la compañía.

En su mensaje en cadena nacional de radio y televisión, con motivo del Día Internacional del Trabajo, la jefa de Estado calificó a Petrobras como “nuestra mayor y más exitosa empresa” y que las denuncias, de ser necesario, serán investigadas “con el máximo rigor”.

“Petrobras jamás se va a confundir con actos de corrupción o de acción indebida de cualquier persona”, añadió Rousseff.

Las autoridades brasileñas investigan la compra de la refinería de Pasadena, en Texas (EE.UU.), que según admitió la empresa supuso unas pérdidas por el orden de unos 500 millones de dólares, aunque los cálculos de la oposición llegan a duplicar esa cifra.

La operación fue aprobada en 2006 por los miembros del Consejo de Administración de Petrobras, que en la época era dirigido por Rousseff, entonces ministra de la Presidencia en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

“No podemos permitir, como brasileños que aman y defienden su país, que se utilicen los problemas, así sean graves, para intentar destruir la imagen de nuestra mayor empresa. No me reprimiré, de ninguna manera, en combatir cualquier cosa mal hecha o actos de corrupción, sean ellos cometidos por quien quiera que sea”, apuntó.

Sin embargo, Rousseff señaló: “no voy a oír callada la campaña negativa de los que, para sacar provecho político, no vacilan en herir la imagen de esta empresa que el trabajador brasileño construyó con tanta lucha, sudor y lágrimas”.

Según ha admitido la propia Rousseff, la compra de la refinería fue aprobada por el Consejo de Administración de Petrobras en una sola reunión y sin que los documentos presentados por los técnicos citasen dos cláusulas lesivas para la empresa.

La mitad del capital de la refinería fue adquirido a la firma belga Astra Oil por 360 millones de dólares, pese a que esa empresa había pagado un año antes 42,5 millones de dólares por la totalidad.

Petrobras fue luego forzada a desembolsar otros 820 millones de dólares por la otra mitad del capital, debido a una cláusula en el contrato que obligaba a la firma brasileña a adquirir el 50 % restante en caso de divergencias entre los socios.

En su mensaje por el Día Internacional del Trabajo, Rousseff recordó las reformas a las que se comprometió en junio de 2013, cuando una ola de protestas por diferentes reivindicaciones sociales se tomó el país.

“Nuestro Gobierno tiene el signo de cambio y, junto con ustedes, vamos a continuar haciendo todos los cambios que fuesen necesarias para mejorar la vida de los brasileños, especialmente de los más pobres y de la clase media”, manifestó la presidenta brasileña.

En ese sentido, Rousseff recordó la firma de una Medida Provisional que corrige la tabla del impuesto de renta y el aumento del 10 % del programa social “Bolsa Familia” (beca familia), una de las banderas del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y que según la propia mandataria beneficia 36 millones de personas.