Tráfico | T 71° H 61% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Un Atlético sin límites con la Liga y la ‘Champions’ a la vista

WUNI News
05/01/2014 9:31 AM

Madrid, 1 may (EFE).- El Atlético de Madrid completó en Londres su enésimo desafío con el acceso a la final de la Liga de Campeones 40 años después, un reto más superado por un equipo sin límites con el argentino Diego Simeone, con cuatro finales jugadas, otra a la vista, tres títulos y el campeonato de Liga a sólo dos triunfos.

“Juega cada partido como si fuera el último”, lucían los jugadores en unas camisetas conmemorativas en el viaje de vuelta a Madrid, tras la conquista de Stamford Bridge, calcando una frase del técnico Diego Simeone y algún jugador en las últimas semanas, en esa evolución del discurso del “partido a partido” al “final a final”.

El Atlético ha llegado al último tramo del curso en su mejor momento de la temporada, con nueve victorias seguidas en Liga y quince encuentros oficiales invicto, doce de ellos ganados, y ante una ocasión única en su historia; a tres triunfos de una gesta formidable, de conquistar otra Liga y su primera Liga de Campeones.

Cuatro partidos marcan su futuro más inmediato, los duelos de Liga frente al Levante, el Málaga y el Barcelona, en los que seis puntos son suficientes para proclamarse campeón de esa competición después de 18 años, y el choque del próximo 24 de mayo en Lisboa frente al Real Madrid por el título del máximo torneo continental.

“Queda mucho, hay que recuperarse bien y pensar en el próximo partido contra el Levante”, explicó el argentino Diego Simeone, el protagonista indiscutible del imparable crecimiento del Atlético, de una transformación que comenzó a finales de diciembre de 2011 y que ha alcanzado cotas altísimas, quizá inimaginables, en la actualidad.

Porque el Atlético, desde aquella derrota por 0-1 con el Albacete, un Segunda B, en el Vicente Calderón que significó su eliminación de la Copa del Rey, el despido de Gregorio Manzano y la contratación de Simeone, ha superado cualquier obstáculo o desafío que le propuso la competición con naturalidad y determinación.

En apenas cinco meses, desde su primer entrenamiento al mando del Atlético, el 29 de diciembre de 2011, su equipo ganó la Liga Europa en Bucarest. Luego, en agosto de 2012, se adjudicó la Supercopa continental con un 1-4 al Chelsea, y más tarde se clasificó para la Liga de Campeones en 2012-13, el objetivo marcado al inicio.

También ganó la Copa del Rey después de 17 años, en la final en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid del 17 de mayo de 2013; acabó con la racha de 14 años sin vencer un derbi; con diez partidos consecutivos sin doblegar al Barcelona… El salto del equipo esta temporada ha sido tal que ahora pelea por la Liga y la ‘Champions’.

Todo fruto de un trabajo que comenzó esta campaña allá por el mes de julio, cuando Simeone afinaba la táctica del equipo. “Tiene que ser todo un bloque; el primero se mueve y que los otros diez se muevan como el primero”, gritaba el técnico a sus jugadores entonces durante un entrenamiento, cuando configuraba el bloque compacto, de una firmeza inalterable y de excelente funcionamiento esta campaña.

En el sentido colectivo del juego, en esa fórmula de un equipo y un grupo por encima de las individualidades, se ha basado todo el crecimiento del conjunto, también de cada jugador, reafirmado en el partido de anoche en Londres. Nadie fue la figura ni brilló por encima del bloque; sobresalió un equipo “con mayúsculas”, según lo calificó Juanfran Torres con una foto de toda la plantilla eufórica.

Un conjunto con una irrenunciable mentalidad ganadora y con ese sentido de pertenencia a una idea, a un club y a una meta que Simeone admiraba del Barcelona de Pep Guardiola, que lo ganó todo en 2011. “Ir todos detrás de un objetivo nos dio la posibilidad de llegar a una final muy bonita”, remarcó el miércoles el técnico.