Tráfico | T 35° H 64%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Al menos 19 muertos y 60 heridos en otro atentado con coche bomba en Abuya

WUNI News
05/02/2014 5:05 AM
Actualizada: 05/02/2014 11:51 AM

Abuya, 2 may (EFE).- Al menos 19 personas murieron y 60 resultaron heridas en un atentado con coche bomba perpetrado anoche en Abuya, a pocos metros de la estación de autobús que el pasado 14 de abril fue objeto de un ataque similar que causó 75 muertos.

Las cifras fueron divulgadas hoy por el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA), Idriss Abass, quien subrayó que el número de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas, debido a que algunos heridos se encuentran hospitalizados en estado “crítico”.

En un primer momento, el portavoz de la Policía, Frank Mba, divulgó la cifra “provisional” de 12 muertos y 19 heridos en el ataque, mientras que algunos testigos citados por el diario local “The Punch” comentaron que el número de víctimas mortales podía ascender a los treinta.

Esos testigos aseguraron que una treintena de cadáveres fueron retirados del lugar del atentado, en tanto que decenas de heridos fueron evacuados en ambulancias a diferentes hospitales de la capital para recibir tratamiento.

El ataque ocurrió ayer a las 20:45 hora local (19:45 GMT) en el suburbio de Nyanya, cuando un automóvil cargado con explosivos estalló en una zona de estacionamiento de vehículos con una gran afluencia de tráfico.

El atentado se ha producido a tan sólo unos días de que Abuya albergue el Foro Económico Mundial de África en el que, desde el 7 al 9 de mayo, participarán economistas, políticos y filántropos.

A este respecto, fuentes de seguridad citadas por el diario local “This Day” opinaron que estos ataques “están dirigidos a detener el Foro Económico Mundial, donde Nigeria habría sido capaz de mostrarse como la economía más grande de África y el destino de inversión más importante en el continente”.

El mismo diario informó de que, poco después del atentado, dos personas de nacionalidad camerunesa fueron detenidas como sospechosas del ataque, si bien ese extremo no ha sido, de momento, confirmado por la Policía.

Un testigo citado por “This Day” relató que el coche estalló tras ser estacionado por tres personas sospechosas, que inmediatamente después salieron corriendo en diferentes direcciones.

“Cuando la gente empezó a perseguirlos, el automóvil explotó, provocando un pánico y un caos que les ayudó a escapar”, explicó.

La Policía, que ya ha abierto una investigación para esclarecer el suceso, dijo que la bomba provocó destrozos en seis vehículos, incluyendo el que llevaba los explosivos.

Este es el segundo atentado con coche bomba que sufre Abuya en menos de un mes, después de que, el pasado 14 de abril, 75 personas murieran y 216 resultaran heridas en otro ataque contra una estación de autobuses -próxima al lugar de la explosión de ayer- a hora punta, cuando muchos ciudadanos se disponían a ir a su trabajo.

Por ese motivo, el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha convocado para hoy una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad, en la que abordará los últimos atentados con el objetivo de diseñar una estrategia para atajar la inseguridad del país.

Tras el primer ataque en la estación de autobuses, el presidente ya ordenó incrementar las medidas de seguridad en la capital.

Aunque el atentado todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo, las autoridades sospechan que ha sido obra de los fundamentalistas de Boko Haram, cuyo nombre significa en lengua local “la educación no islámica es pecado”.

Ese grupo radical islámico, que asumió la autoría del atentado en la estación de autobuses de Abuya, aún retiene a más de 200 niñas secuestradas el pasado 14 de abril en una escuela local de enseñanza secundaria de Chibok, en el noroeste del país.

Pese a que Nigeria mantiene, desde el año pasado, una ofensiva antiterrorista en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, en el noreste del país, los ataques integristas no han cesado.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos en su lucha por imponer la ley islámica en Nigeria, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales. Dot Adeyemi