Tráfico | T 43° H 71%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Conflicto laboral que paraliza obras en Panamá continuará después elecciones

WUNI News
05/02/2014 10:30 PM

Panamá, 2 may (EFE).- Las negociaciones de un nuevo convenio colectivo entre la patronal y el principal sindicato de la construcción panameño, que desde el 23 de abril realiza una huelga que ha paralizado las obras en el país, incluyendo la ampliación del Canal de Panamá, continuarán después de las elecciones generales del próximo domingo, según propondrá mañana el Gobierno.

El ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral encargado, Reynaldo Medina, indicó en un comunicado que cuando mañana, sábado, se vuelvan a reunir las partes, el Gobierno “propondrá un receso hasta después de las elecciones de este domingo 4 de mayo”.

El Gobierno pedirá el receso para “facilitar que, tanto empresarios como trabajadores y el equipo mediador del Mitradel, puedan ejercer su derecho al sufragio”.

El Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), con al menos 70.000 afiliados, exige un alza salarial del 80 % para los próximos cuatro años, frente al 25 % propuesto para el mismo período por la patronal Cámara Panameña de la Construcción (Capac), que en principio aceptaba un aumento del 21 %.

El Mitradel informó de que el Suntracs y la Capac volverán a la mesa de negociaciones mañana a las 8.00 hora local (14.00 GMT) para abordar “el tema de las mega obras” y que, “una vez consensuado, se puedan enfocar en el tema salarial”.

Medina insistió, como ha hecho durante toda la semana, que las posiciones de ambos sectores se han ido acercando y que esperan “una solución a este conflicto en poco tiempo”.

Por su parte, el presidente de la Capac, Roderick McGowen, confirmó en rueda de prensa los últimos “avances sustanciales” en la negociación, aunque prefirió no profundizar para no “deteriorar” las negociaciones.

El empresario dijo “entender” las pretensiones de los obreros sobre un aumento salarial.

“Para nosotros no es una sorpresa que un grupo de trabajadores apoye las pretensiones de aumento de salario, eso es muy humano y lo entendemos perfectamente”, señaló McGowen.

Aseguró que los trabajadores “son consientes de que las ofertas económicas que ha planteando la Capac son razonables, y las pretensiones originales del sindicato eran sumamente altas”.

Después de que el Suntracs y la Capac decretaran el pasado miércoles un receso en las negociaciones para conmemorar el jueves el primero de mayo, los negociadores de ambas partes volvieron hoy a la discusión del nuevo convenio colectivo mientras piquetes de trabajadores cerraron temporalmente varias calles en la capital panameña como medida de presión.

El próximo domingo, casi 2,5 millones de panameños han sido convocados a las urnas para elegir al presidente y vicepresidente para el período 2014-2019, a los 71 diputados de la Asamblea Nacional, a 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) además de centenares de cargos municipales.