Tráfico | T 67° H 76% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Elvira Arellano encabeza protesta del 1 de Mayo contra las deportaciones

WUNI News
05/02/2014 1:06 AM
Actualizada: 05/13/2014 12:14 PM

Chicago (IL), 1 may (EFEUSA).- Activistas proinmigrantes encabezados por la mexicana Elvira Arellano se unieron hoy a sindicalistas en el Día Internacional del Trabajo para marchar por Chicago y protestar bajo la lluvia frente a las oficinas de Inmigración por el fin de las deportaciones.

Arellano, que empujaba un carrito con su bebé de 6 meses, fue protegida con paraguas de la lluvia y el frío al marchar al frente de una columna que partió del Parque Harrison en el barrio Pilsen hasta la plaza Haymarket en el centro, donde está el monumento a los “Mártires de Chicago”.

Allí el grupo proinmigrante se unió a los sindicalistas para ir hasta las Oficinas de Inmigración y Aduanas.

La policía estimó que durante toda la marcha participaron unas 5.000 personas con incidentes menores donde hubo dos detenidos por desorden público.

Con la Virgen de Guadalupe al frente, entre los carteles desplegados se mezclaron consignas laborales alusivas al Día del Trabajo y reclamos a favor de los indocumentados.

“Obama escucha DACA para todos” y “Two millions to much. Ni uno más” fueron algunas de las consignas coreadas.

Es la primera vez desde 2006, cuando activistas y sindicalistas comenzaron a marchar juntos, que se modificó el trayecto para congregarse en un acto frente al edificio de ICE, donde la policía cortó el tránsito de vehículos durante una hora para permitir que la multitud escuchara a los oradores.

Arellano, que fue deportada en 2007 y regresó en marzo con una visa humanitaria, reclamó una moratoria en las deportaciones, que el presidente Barack Obama extienda el beneficio de la Acción Diferida a los padres de ciudadanos y que los deportados tengan una oportunidad de regresar legalmente a Estados Unidos.

“Yo no sé mucho de leyes, pero sí que el presidente puede usar su poder ejecutivo para poner fin al sufrimiento de los indocumentados”, expresó.

Antonio Gutiérrez, un joven indocumentado que participaba en la protesta, señaló a su vez que los cambios prometidos por Obama en 2008 se convirtieron en medidas que afectaron a su familia y a todos los indocumentados.

“Sí hubo cambios, pero malos. Deportaron a mi primo, obligaron a otro familiar a salir del país. Los cambios de Obama fueron aumentar las redadas”, dijo.

En el acto, representantes de la Coalición de Illinois por los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) afirmaron que la lucha por la justicia para los inmigrantes y trabajadores no se detendrá.

Su director político, Artemio Arreola, reclamó acción al Partido Republicano en la Cámara de Representantes antes del 28 de junio, fecha en que se cumplirá un año de la aprobación del proyecto de ley de reforma migratoria en el Senado.

“Hoy marchamos en las calles reclamando soluciones, pero en noviembre nos haremos sentir en las urnas si no hay respuesta”, aseguró.

En un comunicado previo, ICIRR dijo que “la separación de las familias dificulta la vida de los trabajadores inmigrantes y facilita su explotación por las corporaciones más ricas del país”.