Tráfico | T 67° H 84% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Nuevo ataque guerrillero contra oleoducto causa derrame de crudo en Colombia

WUNI News
05/02/2014 3:52 PM
Actualizada: 05/02/2014 9:50 PM

Bogotá, 2 may (EFE).- El oleoducto Caño Limón-Coveñas, ubicado en el noreste de Colombia y cuya actividad está paralizada desde el pasado 25 de marzo a causa de un ataque guerrillero, fue blanco de un nuevo atentado que ocasionó un derrame de crudo acumulado en la tubería, informaron hoy fuentes oficiales.

El nuevo ataque, que fue registrado este viernes en el municipio de Cubará, en el departamento de Boyacá (centro), puede provocar una emergencia ambiental por el vertido de petróleo, advirtió a medios locales el alcalde de esa localidad, John Jairo Alonso.

El alcalde expresó su preocupación por la situación ya que la mancha de crudo puede llegar a contaminar ríos de la región que son afluentes del Arauca, que marca frontera con Venezuela.

Según dijo Alonso a los periodistas, el daño al ecosistema afecta a las comunidades de la zona y a los habitantes de los vecinos departamentos de Arauca y Norte de Santander (noreste).

Por esta razón, y de manera preventiva, se ha prohibido el consumo de agua especialmente a los habitantes de Cubará y a los de Arauquita, en Arauca, mientras se controla la emergencia.

El atentado, perpetrado supuestamente por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), se registró un día después de que el Gobierno y la comunidad U’wa llegaran a un acuerdo para que los indígenas permitan el acceso de técnicos encargados de reparar otro tramo del mismo oleoducto destruido el 25 de marzo en La China, municipio de Toledo (Norte de Santander), cercano a Cubará.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, de 770 kilómetros de longitud, transporta el petróleo desde los pozos de Arauca hasta Coveñas, un puerto en el Caribe.

En el primer trimestre del año este oleoducto y el Bicentenario, también en la misma zona, fueron objeto de 33 atentados de grupos guerrilleros, según la petrolera estatal Ecopetrol.

También hoy, la explosión de dos artefactos en una torre de transmisión de electricidad entre los municipios de Chaparral y Ataco, en el departamento del Tolima, dejó sin electricidad a esas dos localidades y a las de Ortega, Rioblanco, San Antonio, Roncesvalles y Planadas.

El Ministerio de Minas y Energía rechazó en un comunicado estas acciones porque perjudican directamente a la población.

“Los ataques de las últimas horas a la infraestructura energética, en límites entre Boyacá y Arauca contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, así como en el sur del Tolima a una torre de energía, afectan directamente a las comunidades más vulnerables del país”, indicó el comunicado.

Según el Ministerio, hechos como el ataque al oleoducto “mantienen sin servicio de agua potable a las comunidades indígenas y pobladores del municipio de Cubará (Boyacá) y Arauquita (Arauca), deterioran la calidad de vida de la población y amenazan con un grave impacto ambiental a varios afluentes del río Arauca”.

“Tanto en esta zona del país, como en el sur del Tolima, se adelantan actualmente las actividades respectivas con el acompañamiento de la Fuerza Pública para asegurar la zona y permitir que las cuadrillas de técnicos ingresen a realizar las reparaciones correspondientes”, agregó la información oficial.