Tráfico | T 30° H 90%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Rusia y EE.UU. se cruzan acusaciones en la ONU por la violencia en Ucrania

WUNI News
05/02/2014 1:13 PM
Actualizada: 05/02/2014 2:01 PM

Naciones Unidas, 2 may (EFE).- Los últimos acontecimientos en Ucrania llevaron hoy a Rusia y a Estados Unidos a cruzarse duras acusaciones en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Moscú aseguró que EE.UU. y la Unión Europea están impidiendo cualquier solución pacífica al apoyar las operaciones militares de Kiev.

Rusia, que solicitó la reunión de urgencia del Consejo, acusó a las autoridades ucranianas de “violar” los acuerdos de Ginebra y de utilizar tanques y helicópteros “contra manifestantes”.

“Si estas aventuras criminales no se detienen rápidamente será inevitable que haya consecuencias catastróficas”, advirtió el embajador ruso, Vitaly Churkin.

El representante de Rusia, tal y como había hecho previamente su Ministerio de Exteriores, aseguró que durante las operaciones emprendidas por Ucrania en la ciudad de Slaviansk “se oyó inglés entre quienes atacaban”, dando a entender que había efectivos occidentales involucrados.

Churkin consideró “inadmisible” cualquier intervención extranjera en Ucrania y acusó a Estados Unidos y a la Unión Europea de haber “aniquilado” cualquier posibilidad de aplicar lo pactado en Ginebra y resolver el conflicto por esa vía pacífica.

“Occidente debe dejar de jugar con el destino de Ucrania para sus propias metas geopolíticas”, dijo el embajador, que pidió a EE.UU. y la Unión Europea que no cometan “errores fatales” y analicen las consecuencias de sus acciones.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, replicó con un duro discurso en el que acusó a Rusia de “desestabilizar, amenazar y aterrorizar” Ucrania, y de mantener un discurso en favor de la paz que no tiene nada que ver con sus acciones.

“El hecho de convocar una reunión de urgencia en protesta (por la ofensiva ucraniana) es una muestra más de que las autoridades de Moscú subestiman la inteligencia del resto de la comunidad internacional o tienen intención de repetir en el este de Ucrania la farsa de Crimea”, dijo Power.

La embajadora estadounidense defendió la operación emprendida por Ucrania en Slaviansk y aseguró que cualquier Gobierno habría actuado de la misma forma al ver su territorio ocupado por “paramilitares” violentos.

Una vez más, EE.UU. acusó a Rusia de dar respaldo a esas milicias y de ser la causante de la inestabilidad en Ucrania, un mensaje similar al que lanzaron países como Francia y el Reino Unido.

“La escala de la hipocresía rusa es escalofriante”, denunció el embajador británico, Mark Lyall Grant, quien señaló que si los sublevados en el este de Ucrania fuesen “activistas pacíficos” como dice Moscú no habrían sido capaces de derribar helicópteros ucranianos.

Lyall Grant defendió que la respuesta de Ucrania está siendo “proporcionada” y pidió al Kremlin que ponga fin a su “propaganda” y trabaje para reducir la tensión.

El embajador francés, Gérard Araud, señaló que la “retórica rusa no es sólo ridícula, sino también peligrosa” y pidió recuperar el sentido común y apaciguar los ánimos.

China y otros países como Argentina urgieron también a retomar la vía del diálogo y pidieron una solución diplomática.

En una declaración escrita, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió sobre el deterioro de la seguridad en el este de Ucrania y aseguró que la violencia y la pérdida de vidas en Sloviansk son “un claro recordatorio de lo peligrosa que es la situación”.

Ban subrayó que la toma de edificios públicos por parte de milicias incumple los acuerdos logrados en Ginebra el 17 de abril entre Ucrania, Rusia, EE.UU. y la UE, y señaló que la ONU tratará de impulsar la vía diplomática.

Para ello, el subsecretario político de Naciones Unidas, Jeffrey Feltman, viajará la próxima semana tanto a Kiev como a Moscú para reunirse con responsables ucranianos y rusos.