Tráfico | T 77° H 79%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Un astronauta se suma desde el espacio a un concierto con alumnos de primaria

WUNI News
05/02/2014 5:51 PM
Actualizada: 05/02/2014 4:21 PM

Washington, 2 may (EFE).- El astronauta japonés Koichi Wakata, que reside en la Estación Espacial Internacional (EEI), y un grupo de alumnos de una escuela primaria en Texas sumaron hoy sus voces e instrumentos para un programa musical auspiciado por la NASA.

La EEI, un proyecto de 100.000 millones de dólares en el cual participan 15 países, orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra y a 27.000 kilómetros por hora. Wakata es el comandante de la actual tripulación en el puesto orbital.

El astronauta, que junto con sus colegas en la EEI ve un amanecer y un atardecer cada 45 minutos, respondió a preguntas de jóvenes en diferentes partes del mundo.

Un coro de 13 estudiantes de la escuela Pearl Hall, en Pasadena (Texas), ejecutó canciones acompañados por el violonista de la orquesta sinfónica de Houston, Gergei Galperin; la astronauta y flautista Catherine Coleman, y el violinista Kenji Williams, en el Centro Espacial Johnson.

Desde el espacio Wakata ofreció una pieza de la música tradicional Gagaku con el instrumento de viento japonés llamado sho. Williams explicó que, para acompañar a Wakata, fue necesario afinar su violín a 430 herzios, la frecuencia en que suena el sho.

Ambos armonizaron sus melodías mientras la televisión de la NASA mostraba imágenes de la Tierra vista desde la estación orbital, donde el astronauta japonés flotaba en gravedad cero.

Coleman, una química y coronel retirada de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, es veterana de dos misiones en transbordadores espaciales y partió de la EEI en mayo de 2011 después de vivir allí 159 días.

Junto con el astronauta estadounidense Steen Robinson, el astronauta canadiense Chris Hadfield y Micky Pettit, la esposa del astronauta Don Pettit, Coleman forma la banda Bandella.

En respuesta a la pregunta de una niña, Coleman dijo que si fuera la primera persona en Marte desearía llevar consigo su flauta, y alentó a “mujeres y minorías” a que estudien para sumarse a la exploración espacial.