Tráfico | T 46° H 71%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Empieza la campaña electoral en Egipto con la destacada ausencia de Al Sisi

WUNI News
05/03/2014 8:17 AM
Actualizada: 05/03/2014 12:52 PM

El Cairo, 3 may (EFE).- La campaña electoral para las presidenciales del 26 y el 27 de mayo comenzó hoy en Egipto con un duro discurso del izquierdista Hamdin Sabahi y con la destacada ausencia del exministro de Defensa Abdelfatah Al Sisi.

A diferencia de Sabahi, quien sí tuvo un acto de campaña hoy, Al Sisi limitó su participación a un mensaje de vídeo de 33 segundos, el primero desde que anunció su candidatura a finales del pasado marzo.

Pidió a los egipcios su ayuda para sacar adelante al país porque “Egipto no es cosa de él, ni siquiera de los egipcios, sino que es cuestión de las futuras generaciones”.

Mientras, Sabahi prometió poner fin “a las políticas mubarakistas que se están aplicando en Egipto”, en una crítica a las decisiones del Gobierno interino del país y que él considera que van por la misma línea que “en la época de (el expresidente Hosni) Mubarak”.

El candidato izquierdista pronunció esas palabras durante un discurso de inauguración de su campaña en la provincia sureña de Asiut porque “es la tierra de Gamal Abdel Naser (presidente egipcio entre 1954 y 1970), quien hizo justicia con los pobres”.

Advirtió de que no permitirá la existencia de un régimen que “le dé de comer a la gente y le cierre con eso la boca” porque el pan y la libertad son “dos caras de una misma moneda” y, por ello, su programa electoral se basa en la justicia social.

El candidato naserista también apostó por “un profundo cambio” en la política y gestión integral de todos los organismos del Estado, para no permitir la vuelta de “símbolos del antiguo régimen (con Mubarak) ni del anterior (el depuesto Mohamed Mursi)”.

A lo largo de su discurso, Sabahi hizo varias menciones al “perdón”, del que aseguró no es posible si no se procesa a los que “han cometido asesinatos y han maltratado o corrompido, pero hay que hacer una limpieza mediante una justicia de transición”.

Por otro lado, en un discurso grabado y emitido por la televisión estatal, Sabahi prometió reformar la ley de protestas e indultar a todos los presos políticos porque “la cárcel es para los terroristas y los delincuentes”.

También prometió construir “una sociedad limpia de terrorismo y miedo y convertir en vencedor un país viejo y destrozado por la corrupción”.

Ambos aspirantes -los únicos- a la Presidencia dieron el pistoletazo de inicio de la campaña electoral, que se prolongará durante veinte días, en sus respectivas cuentas oficiales de las redes sociales.

En Twitter, mientras que Al Sisi optó por el lema “Viva Egipto”, Sabahi apostó por una etiqueta en la que prometió a los egipcios “Terminar nuestro sueño”.

El equipo de campaña de Al Sisi abrió el día con un mensaje en el que se dirigía a los “hijos de Egipto” para pedirles su “voluntad y capacidad para lograr la estabilidad, la seguridad, y la esperanza de conseguir el sueño de la nación”.

El también exjefe de las Fuerzas Armadas manifestó poco después de la medianoche su disposición a trabajar “duro”, siempre y cuando los egipcios asuman la responsabilidad de ayudarle a construir “juntos” el nuevo Egipto.

Al Sisi concurre a estas elecciones como claro favorito después de presentar un total de 188.930 avales, frente a los 31.555 entregados por Sabahi.

De hecho, el partido salafista Al Nur -aliado de los Hermanos Musulmanes durante su año de gobierno- anunció hoy su respaldo a Al Sisi como presidente, del mismo modo que apoyó la destitución militar de Mohamed Mursi el pasado 3 de julio.

Amro Musa, expresidente del comité que redactó la nueva Constitución el pasado diciembre y uno de las principales caras visibles de la campaña de Al Sisi, fue el primero en enviar un tuit de apoyo al exmilitar, un minuto después de la medianoche (22.00 GMT).

Musa viajó hoy a EEUU por invitación del Instituto de Oriente Medio, donde explicará el proceso de elaboración de la Carta Magna y la hoja de ruta de Egipto.

No obstante, se espera que también mantenga reuniones de alto nivel con una serie de políticos estadounidenses en Washington antes de regresar a El Cairo.

Tras el derrocamiento de Mursi, el Ejército egipcio estableció una hoja de ruta que incluía la aprobación de una nueva Carta Magna y la convocatoria de comicios presidenciales y legislativos.