Tráfico | T 44° H 47%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Parados franceses mayores 50 años tendrán formación en empresas con subsidios

WUNI News
05/03/2014 7:20 AM

París, 3 may (EFE).- El Gobierno francés prepara un plan para reintegrar al mercado laboral a los parados de más de 50 años, en particular mediante programas de formación en las empresas que serán pagados con el dinero de los subsidios del desempleo.

El plan, cuyo contenido fue avanzado hoy por “Le Figaro”, se presentará “a mediados de junio como muy tarde”, según el nuevo ministro de Trabajo, François Rebsamen, que pretende diseñar para los desempleados de mayor edad un dispositivo similar a la formación en alternancia que ya existe para los jóvenes, pero que en este caso no lo sufragarán las empresas.

La presidencia de la República, citada por el periódico, lo justificó porque “aunque haya recuperación, las empresas contratarán en primer lugar a personas más jóvenes”.

Actualmente las compañías acogen a parados para formarlos en cursillos de corta duración (hasta 400 horas como máximo) y operativos, que con frecuencia dan lugar a contratos con algún tipo de subvención.

Ahora se trata de que los cursos sean más largos pero sin obligación para las compañías de quedarse con las personas que los hagan.

“La idea es permitir a personas alejadas del mundo del trabajo retomar el contacto con la empresa. Es más eficaz como medio de inserción que una formación clásica”, aseguró el Elíseo.

El Ejecutivo espera convencer sobre todo a los grandes grupos que disponen de equipos técnicos para la puesta en marcha de este programa, que es visto con buenos ojos por la principal organización patronal, el Movimiento de Empresas de Francia (Medef).

Desde los sindicatos, sin embargo, la dirigente de la Confederación General del Trabajo (CGT) Sophie Binet, advirtió de que hay que evitar que este mecanismo “se transforme en trabajo gratuito”.

Las otras dos patas del plan del Gobierno del nuevo primer ministro, el socialista Manuel Valls, son un acompañamiento reforzado de los parados de más de 50 años por el organismo público del desempleo (Pole Emploi) y un aumento de la ayuda pública a las empresas que den trabajo a una de estas personas en el marco de los llamados “contratos de generación”.

El número de desempleados de más de 50 años en Francia, que había llegado a un mínimo de 309.900 personas a comienzos de 2008, con la crisis ha aumentado de forma continua hasta los 768.700 registrados el pasado mes de marzo.