Tráfico | T 57° H 96%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El mediador de EEUU estudia dimitir tras el fracaso en el proceso de paz, dice un diario

WUNI News
05/04/2014 6:07 AM
Actualizada: 05/04/2014 7:10 AM

Jerusalén, 4 may (EFE).- El mediador estadounidense para las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos concluidas la semana pasada, Martin Indyk, estudia dimitir a raíz del fracaso en el proceso de paz patrocinado por la Casa Blanca.

Así lo informa hoy el diario Haaretz, al asegurar que Indyk habría adoptado la decisión a la luz de la intención del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de suspender la mediación norteamericana, de acuerdo a funcionarios israelíes involucrados en el asunto que hablaron bajo condición de anonimato.

El medio precisa que el que fuera embajador de EEUU en Israel, ya habría informado al Instituto Brookings, del que es vicepresidente y director para Política Exterior, que pronto regresará a su puesto tras haber solicitado una excedencia de nueve meses, plazo que se fijaron las partes para tratar de llegar a un acuerdo de paz.

Se cree que Indyk es la destacada fuente estadounidense citada de forma anónima por el rotativo Yediot Aharonot y que responsabilizó a Israel del fracaso de las negociaciones.

De acuerdo a esa información divulgada el viernes, la destacada fuente dijo que “el principal perjuicio a las conversaciones de paz procede de los asentamientos”, y que durante la negociación, el primer ministro israelí, Benjamín “Netanyahu, no se movió ni una milésima” de sus posiciones.

Las fuentes oficiales israelíes de alto rango que recoge el Haaretz señalan que esas duras declaraciones son síntoma de que Indyk está preparando el terreno para su dimisión.

Pese a que aún no ha adoptado una decisión final, se cree que no será posible la reanudación a corto plazo de las conversaciones, y el hecho de que la Casa Blanca no desee invertir de momento más esfuerzos en el proceso refuerza su intención dejar el cargo.

Portavoces de la Secretaría de Estado reconocieron recientemente que las partes debían tomarse un tiempo y dejaron entender que EEUU no iba a forzar el retorno o la continuación del diálogo en el futuro cercano para dar un margen a las partes en conflicto.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, principal promotor del fracasado diálogo, tiene previsto retornar a Washington en los próximos días tras haber realizado una visita a África, y tiene previsto analizar con varios expertos lo sucedido en el proceso de paz en Oriente Medio.

Kerry indicó el pasado jueves durante una conferencia de prensa en Etiopía que no descartaba la posibilidad de dar a conocer un documento relacionado con las negociaciones.

“Lo que no ha sido mostrado públicamente, y lo haré en el momento apropiado, queda claro a todo el mundo el progreso que hubo. Esos ocho meses, ocho meses y medio, no transcurrieron sin un progreso significativo en determinadas áreas. Y no creo que nadie quiera perder ese progreso”, manifestó Kerry.

Israelíes y palestinos pusieron fin al enésimo proceso de negociación el pasado 29 de abril, a pesar de que ya había encallado semanas antes por medidas adoptadas por ambos interlocutores, como la renuencia de Israel a liberar a una treintena de presos palestinos -tal y como se había comprometido-, además de la continuación de su expansión colonial en el territorio ocupado.

Los palestinos por su parte solicitaron adherirse a decenas de tratados y convenciones internacionales, al que se sumó un acuerdo de última hora con el grupo islamista Hamás para formar un gobierno de unidad que ponga fin a la división política y administrativa entre Cisjordania y Gaza.