Tráfico | T 34° H 35%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Hollande promete que, junto a los ajustes, habrá redistribución

WUNI News
05/04/2014 4:00 AM

París, 4 may (EFE).- El presidente francés, François Hollande, que se enfrenta a un nuevo probable revés electoral en los comicios europeos del día 25, promete que junto a los ajustes anunciados en abril por su nuevo Gobierno, la recuperación se va a traducir en redistribución en la segunda parte de su mandato.

“Esta fase debe traducirse en un crecimiento más fuerte, una competitividad más importante, una redistribución del poder adquisitivo con una rebaja de impuestos”, señala Hollande en unas declaraciones publicadas hoy por “Le Journal du Dimanche”.

En vísperas del segundo aniversario de su mandato el martes, el jefe del Estado insiste en que la remodelación de su gabinete, con el nombramiento como primer ministro de Manuel Valls y el plan de reducción del gasto público en 50.000 millones de euros en tres años, marca “otra configuración de organización y de método en una nueva coyuntura económica”.

Uno de sus consejeros, citado también por el dominical, insiste en que en los primeros dos años “evitamos la austeridad” y que ahora, además de haberse finalizado la subida de impuestos, de haberse decidido una disminución de cotizaciones y el ajuste presupuestario, “habrá redistribución”.

El presidente de la República justifica el recorte de 50.000 millones de euros, aprobado el martes en la Asamblea Nacional pese a la abstención de 41 diputados de su partido y de la oposición de los parlamentarios de los otros partidos de izquierda.

Subraya que ha establecido “tres principios: la claridad, la visibilidad y la estabilidad. Los franceses conocen la historia de los tres próximos años”. Es decir, que no tiene intención de cambiar de dirección.

De acuerdo con sus consejeros, el verdadero balance de Hollande en el Elíseo será la capacidad para disminuir el desempleo de aquí a 2017 cuando se celebren las próximas elecciones presidenciales.

El jefe del Estado ya dijo el mes pasado que sólo volverá a ser candidato si en ese plazo consigue bajar el número de parados. En 2013, el presidente más impopular de la historia de la V República fracasó en su promesa de que el paro dejara de crecer.