Tráfico | T 34° H 79%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La CE revelará mañana su visión del cuadro macroeconómico europeo y español

WUNI News
05/04/2014 6:20 AM

Bruselas, 4 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) publica mañana sus nuevas previsiones para España y el conjunto de la Unión Europea (UE) después de que los países le enviaran esta semana sus propios cálculos, en un momento de gradual pero frágil recuperación en que aún no pueden liberarse de reformas y ajustes.

El vicepresidente de la CE y comisario en funciones de Asuntos Económicos y Monetarios, Siim Kallas, presentará los nuevos datos para 2014 y 2015 en lugar de Olli Rehn, quien realiza la campaña electoral de los liberales (ALDE) de cara a los comicios europeos de finales de mes.

Esas previsiones serán la base para analizar los programas de estabilidad o de convergencia en que los países delinean sus cuadros macroeconómicos para los próximos años.

Vinculado a ello, la CE evaluará los planes nacionales de reformas para elaborar las recomendaciones por país que presentará el 2 de junio y que el Eurogrupo y el Ecofin aprobarán poco después.

Los expertos esperan que la CE se mantenga el lunes igual de prudente que en febrero pasado, cuando revisó al alza sus proyecciones para la eurozona y la UE para 2014 y 2015, pero únicamente una décima en ambos casos y ejercicios (un PIB del 1,2 % y 1,8 % en los Dieciocho y un 1,5 % y 2,0 % para los Veintiocho).

Los nuevos indicadores acabarán el lunes mismo en la mesa de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, reunión en la que serán analizadas, entre otras, las economías de Francia -por la presencia por primera vez del nuevo titular galo- y España, tras la primera supervisión posterior al rescate bancario.

En el caso de España, el Eurogrupo alaba los esfuerzos reformistas del Gobierno y las señales positivas de la economía, pero considera que hará falta “resolución” para reducir los elevados niveles de deuda y desempleo”, han indicado fuentes de la eurozona.

El año pasado en estas fechas, la CE anunció que daba más tiempo a España y a Francia para corregir sus abultados déficit y poco después concretó prórrogas a otros cuatro países, mientras que este ejercicio ya solo se escucha exigencias o deseos en este sentido procedentes de algunos parlamentarios galos.

Francia, que incumplió en dos décimas el año pasado su objetivo de déficit y a la que Bruselas ha instado en numerosas ocasiones a hacer las reformas necesarias para eliminar los cuellos de botella que frenan su crecimiento y la competitividad, es el último ejemplo de que los Estados miembros no pueden bajar todavía la guardia.

París ha tenido que adoptar recortes de 50.000 millones de euros para los próximos tres años.

En el caso de España, el Estado se quedó a las puertas de su objetivo de reducción del déficit al situarlo en el 6,6 % del PIB (frente al 6,5 % exigido) sin contar las ayudas a la banca en dificultades, una evolución algo mejor de lo previsto por la CE.

Ésta consideraba en sus últimas proyecciones que el país cumplirá con el 5,8 % fijado para este año, pero advirtió de un nuevo desvío (6,5 % en 2015 frente al 4,2 % establecido) si no toma más medidas.

El Gobierno español asegura en su programa de estabilidad que cerrará este año incluso tres décimas mejor: con un déficit del 5,5 % para luego bajar al 4,2 % el próximo y al 2,8 % en 2016 como exigido.

Las previsiones de la CE indicarán ahora si considera viables las proyecciones del Gobierno español, que ha elevado en su programa de estabilidad la previsión de crecimiento al 1,2 % en 2014 y al 1,8 % en 2015, cinco décimas por encima de lo previsto inicialmente para este año y otras seis décimas de mejora para el que viene.

La CE predijo en sus últimas proyecciones un avance del 1 % del PIB en 2014 y del 1,7 % en 2015.

Frente a la mejora del resto de previsiones, el nivel de deuda pública empeorará hasta el 99,5 % según el Gobierno y superará el 100 % en 2015, en línea de los cálculos de la CE.

Las previsiones de Bruselas también revelarán si considera posible la reducción del paro que augura el Gobierno español, con una creación neta de empleo por primera vez desde el inicio de la crisis que implicará en 2014 y 2015 un aumento de la ocupación en 600.000 personas en términos de población activa.

Ello mejora también los pronósticos respecto a la tasa de paro, que será del 24,9 % en 2014 y del 23,3 % en 2015, aunque no bajará del 20 % hasta 2017.

Etiquetas