Tráfico | T 51° H 92%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Megaestaciones para recibir a los peregrinos del AVE del desierto

WUNI News
05/04/2014 5:11 AM

Madrid, 4 may (EFE).- Megaestaciones que llegan incluso a triplicar la superficie de Atocha, de diseño vanguardista y firmadas por alguno de mejores estudios de arquitectura del mundo, serán las estaciones que recibirán a los más de 60 millones de peregrinos anuales que se subirán al AVE del desierto “made in Spain”.

Dos años después de que un consorcio español firmase en la capital saudí un contrato histórico de 6.736 millones de euros para conectar Medina y La Meca, el proyecto emblema del rey saudí Abdalá bin Abdelaziz, considerado el custodio de las dos ciudades santas, empieza a tomar forma.

Cinco son las estaciones por las que parará el AVE de los peregrinos, cuyo primer prototipo del tren Talgo 350, conocido como el “pato”, surcará por primera vez las arenas del desierto saudí en diciembre de este año.

La Meca, Medina, KAEC, Jeddah y KAIA. Las cuatro primeras firmadas por el prestigioso estudio de arquitectura Foster+Partners en alianza con Buro Happold, mientras que la estación de KAIA ha sido diseñada por Atkins.

Dentro del consorcio hispano-saudí que construye la segunda fase de la línea de alta velocidad, Adif se encargará de operación y el mantenimiento de las estaciones, así como de su explotación comercial durante 12 años.

Entre sus funciones, el consorcio español realizará la instalación de algunos sistemas relacionados con la operación ferroviaria (máquinas de venta de billetes o información al viajero) y preparará la normativa, manuales, procedimientos y documentación técnica relacionada con la posterior gestión de las estaciones.

Megaestaciones, especialmente las de Jeddah y la Meca, que en comparación con la estación de Puerta de Atocha son 3,5 veces más grandes. Pero si hay algo superlativo es el tamaño de los aparcamientos, puesto que La Meca y Jeddah cuentan con una superficie entre 8 y 9 veces mayor a la disponible en Puerta de Atocha, según datos de Adif.

No es de extrañar en un país en el que la gasolina es más barata que el agua y los coches son muy asequibles para la mayoría de los saudíes.

Las estaciones, cuya construcción está siendo realizada por Saudi Bin Laden and Saudi Oger, están concebidas como puerta de entrada a cada ciudad con un diseño que es común a todas, caracterizadas por una secuencia de arcos de 25 metros de alto, pero que se articulan con variaciones de color que identifican a las diferentes ciudades.

La estación de La Meca ha tomado como referencia el pan de oro de la decoración de la Kaaba (el lugar santo más importante del Islam), mientras que la estación de Medina utiliza el verde inspirada en la Mezquita del Profeta.

La de Jeddah ha optado por el color púrpura mientras que la de KAEC ha utilizado una combinación de azul y plata. KAEC es un megaproyecto en construcción que albergará rascacielos y será una referencia económica y de ocio no solo para la zona sino para todo Oriente Medio.

Además del edificio principal de salidas y llegadas, cuentan en su diseño con una mezquita, una estación de bomberos, un helipuerto, zonas comerciales y zonas de aparcamiento.

Todas se orientan según el camino del sol, cambiando desde la estación de Medina que está orientada al Este, hasta La Meca, que lo está al norte.

Como dato curioso, la estación de Medina se configura como la entrada a la ciudad, totalmente prohibida a las personas no musulmanas, como también lo está La Meca.

Según las últimas previsiones, se espera que en 2017 circulen por ella 244.000 peregrinos al día, un 33 % más en 2029 y un 118 % más de cara a 2047, en un tiempo de viaje de 2:30 horas que cubrirá el trayecto entre Medina y La Meca, visitadas cada año por 2,5 millones de fieles.

Cora Serrano

Etiquetas