Tráfico | T 45° H 74%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El vicepresidente de la CE admite impacto secundario en la economía de la UE por Ucrania

WUNI News
05/05/2014 3:31 PM

Bruselas, 5 may (EFE).- El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Siim Kallas admitió hoy un “impacto secundario” en la economía de la Unión Europea (UE) de los problemas económicos que afronta Rusia derivados de la crisis ucraniana.

“Uno de los principales riesgos para la economía europea son las tensiones externas que nos rodean, especialmente las relacionadas con la crisis en Ucrania”, destacó Kallas en una rueda de prensa para presentar las proyecciones macroeconómicas para este año y el siguiente en la UE.

Desde el punto de vista financiero, el vicepresidente comunitario afirmó que “está claro” que esa crisis “tiene un grave impacto en la economía” de Rusia, que ha visto cómo la UE y Estados Unidos han impuesto sanciones a altos cargos políticos y militares o empresarios.

Sobre la posibilidad de que Rusia cortase el suministro de gas que llega a Europa a través de Ucrania, ante los impagos energéticos de ese país, Kallas recordó que gran parte de los ingresos del Gobierno central ruso proceden precisamente de la venta de gas y petróleo.

“Si alguien piensa en cortar el suministro de energía eso significa también pérdidas económicas significativas”, dijo Kallas, que ejerce como comisario europeo de Transportes y es el titular en funciones de Asuntos Económicos y Monetarios.

También recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha declarado recientemente que espera que la economía rusa entre en recesión este año, que se está produciendo una “sustanciosa” salida de capitales de Rusia y que el rublo se ha depreciado desde octubre un 14 % frente al euro.

“Cuando el dinero se va de un país tienes que tener ideas sobre qué hacer para detenerlo”, dijo Kallas.

Apuntó a la posibilidad de imponer restricciones al movimiento de capitales y limitar la convertibilidad de la moneda rusa.

“Todo esto tiene un impacto secundario en la economía europea”, reconoció Kallas, al tiempo que aseguró que la UE permanece en vigilancia de la situación.

Kallas recordó que la Comisión Europea ha realizado análisis sobre el impacto de la crisis en Ucrania para el crecimiento de la economía los Veintiocho y para las relaciones con Rusia.

En ese sentido, admitió que “unos países están más expuestos y, otros, menos”.

“Los bálticos, Finlandia o Chipre, más vinculados con Rusia, pueden ser más vulnerables”, señaló, a la vez que aludió a “los problemas sobre cómo garantizar la independencia energética de la UE”.

La UE, por el momento, sólo ha impuesto sanciones personalizadas a personalidades rusas y ucranianas por su implicación en la crisis de Ucrania, pero no ha pasado a la llamada “fase tres” de sanciones económicas a Moscú, cuyo impacto los líderes de los Veintiocho han pedido a la CE analizar.