Tráfico | T 74° H 71% | Powered by Yahoo! Weather

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

El Gobierno uruguayo firma el decreto reglamentario de la ley de la marihuana

WUNI News
05/06/2014 10:10 PM

Montevideo, 6 may (EFE).- El Gobierno de Uruguay firmó hoy el decreto reglamentario de la ley que otorga al Estado el control de la producción y venta de la marihuana, única en el mundo, tres días después de presentar su contenido, informó hoy la Presidencia en un comunicado.

“El Presidente de la República, José Mujica, y el Consejo de Ministros firmaron el martes 6 el decreto reglamentario de la Ley N.° 19.172 que crea el mercado estrictamente regulado del cannabis”, reza el boletín.

Según la reglamentación, presentada el viernes por la Junta Nacional de Drogas, Uruguay producirá hasta 22 toneladas al año de marihuana para su uso recreativo, que venderá en farmacias a no más de un dólar el gramo y que tendrá limitaciones de uso en la vida pública similares al alcohol y al tabaco.

El cannabis de venta en esos comercios será producido por un máximo de seis empresas -previa licitación- en unos terrenos que deberán tener una superficie máxima total de 10 hectáreas, ser de titularidad estatal y contar con vigilancia de las fuerzas de seguridad del país.

En el decreto, de 104 artículos, se establece la creación de un Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCA), que será el encargado de registrar, autorizar y regular el mercado de la marihuana, otorgando licencias y controlando el cultivo de la planta.

Al margen de la adquisición en farmacias, la regulación confirmó asimismo las otras dos opciones de obtener la droga: en cultivos personales en casa, con un tope máximo de seis plantas, o en clubes de cannabis de entre 15 y 45 miembros, con hasta 99 plantas.

Toda la marihuana que se produzca en el país no podrá exceder del 15 % de contenido en THC y las semillas que se plantarán serán importadas por el Estado.

El Parlamento uruguayo aprobó el 10 de diciembre pasado la controvertida ley, con la que Mujica pretende hacer frente a la creciente delincuencia juvenil en el país, atribuida por el Gobierno al tráfico ilegal y descontrolado de drogas.