Tráfico | T 49° H 71%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

La CIDH condena la “muerte agonizante” de reo en EE.UU. y pide suspender ejecuciones

WUNI News
05/06/2014 1:12 PM

Washington, 6 may (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la “muerte agonizante” de un preso en Oklahoma (EE.UU.) que falleció de un ataque al corazón tras sufrir complicaciones durante su ejecución, y pidió a ese estado suspender la pena capital hasta completar una investigación independiente.

Así se pronunció el organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la defensa de los derechos humanos, a través de un comunicado, sobre la fallida ejecución de la semana pasada del preso Clayton Lockett, condenado a muerte por el asesinato de una joven de 19 años en 1999.

Además, la CIDH urgió a los estados de EE.UU. que utilizan la inyección letal como método de ejecución a revelar los fármacos que emplean, su fuente, así como la composición y capacitación del equipo encargado del ajusticiamiento.

La obligatoriedad de proporcionar esta información está incluida en la jurisprudencia de la comisión, señaló la CIDH, que añadió que en varios estados de EE.UU, entre ellos Oklahoma, el tipo de fármacos utilizados, así como su fuente, no son del dominio público.

Asimismo, la CIDH señaló que ha recibido denuncias sobre la ausencia de supervisión federal de la inyección letal y respecto al hecho de que las inyecciones podrían estar siendo administradas por personas sin formación en anestesia.

La comisión recordó a los Estados Unidos “su obligación internacional de no imponer penas crueles o inusitadas a persona bajo su jurisdicción”.

La CIDH aplaudió las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en las que dijo que las circunstancias en las que Lockett fue ejecutado eran “profundamente preocupantes” y reclamó al secretario de Justicia, Eric Holder, un “análisis” amplio de la pena de muerte.

Sin embargo, la comisión manifestó su esperanza de que estas palabras sean “un paso hacia la gradual supresión de la pena de muerte en los Estados Unidos”.

En este sentido, la CIDH celebró la abolición en Estados Unidos de la pena capital en 18 estados y en el Distrito de Columbia, la capital, y alentó a Oklahoma “a seguir el camino de la abolición o moratoria de la pena de muerte”.

La gobernadora de Oklahoma, la republicana Mary Fallin, pidió la semana pasada una investigación sobre lo sucedido en la ejecución de Lockett y aplazó por 14 días el siguiente ajusticiamiento previsto en el estado, el de Charles Warner, de 46 años.