Tráfico | T 43° H 87%

Sin categoría

Noticias | Sin categoría

Un tribunal prohíbe a dirigentes del partido de Mubarak concurrir a comicios

WUNI News
05/06/2014 8:33 AM
Actualizada: 05/06/2014 11:01 AM

El Cairo, 6 may (EFE).- El Tribunal de Asuntos Urgentes de El Cairo prohibió hoy a los dirigentes del disuelto Partido Nacional Democrático (PND), del expresidente egipcio Hosni Mubarak, concurrir como candidatos a las elecciones.

Esta medida, que es apelable, afectaría a los aspirantes a los comicios parlamentarios, presidenciales y municipales, según informaron a Efe fuentes judiciales.

La sentencia llega después de una demanda de una abogada que pidió prohibir a todos los miembros del PND participar en las elecciones que se celebren en Egipto, y en especial las inmediatas a la revolución que derrocó a Mubarak el 25 de enero de 2011.

La abogada apoyó su demanda en la decisión del Alto Tribunal Administrativo en abril de 2011 de disolver el PND, la liquidación de sus activos y entregar todas sus propiedades al Estado, una cuestión en la que la corte también se basó para emitir esta sentencia.

Argumentó que el PND “desempeñó un papel determinante en la elección del gobierno corrupto, tomó decisiones que van contra la Constitución y no acató resoluciones judiciales”, explicó hoy la agencia estatal de noticias Mena.

El tribunal explicó que el PND, tras la decisión del Tribunal Administrativo, debía haber desaparecido ya de la escena política, acatando un deseo del pueblo.

Egipto ha convocado elecciones presidenciales para los días 26 y 27 de mayo y celebrará en los próximos meses las legislativas, en el marco de la hoja de ruta trazada por los militares tras el golpe de Estado que el 3 de julio de 2013 derrocó al entonces presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi.

Ninguno de los dos candidatos a la Presidencia -el exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi y el izquierdista Hamdin Sabahi- pertenecieron al PND, por lo que esta resolución, en caso de aplicarse, afectaría a los candidatos a las parlamentarias, todavía sin fecha.

En abril de 2012, el Parlamento dominado por los islamistas aprobó unas enmiendas que impedían a los altos cargos del régimen de Mubarak aspirar a la Presidencia, pero estas fueron declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional.

La suspensión de los derechos políticos afectaba a quienes ocuparon los cargos de presidente, vicepresidente o primer ministro, así como a responsables del PND, en los diez años anteriores al 11 de febrero de 2011, fecha en que cayó Mubarak.

Al Sisi, que es el claro favorito y ganó popularidad por su rol en el golpe de Estado del 3 de julio de 2013, cuenta con el respaldo de la mayoría de los partidos políticos, pero también de personalidades del régimen de Mubarak.