Tráfico | T 50° H 100%

Mundo

La UE y Japón muestran su unidad frente a la crisis de Ucrania y piden ambición en TLC

WUNI News
05/07/2014 9:31 AM

Bruselas, 7 may (EFE).- La Unión Europea (UE) y Japón mostraron hoy en su cumbre bilateral unidad ante la crisis ucraniana, al coincidir en la necesidad de mantener el diálogo con Rusia sin descartar nuevas sanciones, y pidieron “ambición” para concluir la negociación de un tratado de libre comercio (TLC).

La cumbre pone fin a una gira de nueve días del primer ministro japonés, Shinzo Abe, por seis países europeos, lo cual para el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, “demuestra cuánto valor concede Japón a sus relaciones con la UE”, según dijo en una rueda de prensa al término de la reunión.

Sobre la situación en Ucrania, Abe defendió las decisiones sobre sanciones tomadas hasta el momento contra quienes amenacen la integridad del territorio ucraniano, pero insistió en que deben “mantener abierta la ventana del diálogo con Rusia para llegar a la pacificación” del país.

“Como demuestra la situación en Ucrania, el mundo es cada vez menos previsible y debemos juntos tener un papel muy proactivo, estar dispuestos a asumir responsabilidades sobre la estabilidad y la paz mundiales”, consideró el líder japonés.

En esa línea se pronunció también Van Rompuy, quien aseguró que la UE continuará sus esfuerzos en favor del diálogo y la negociación y que por ello está abierta a la celebración incluso de una segunda conferencia de Ginebra, que en su primera edición reunió a Rusia, Ucrania, EEUU y la Unión.

Pero, a su vez, pidió a Rusia que “evite más pasos que desestabilicen más” Ucrania o, de lo contrario, la Unión estará dispuesta decidir sanciones adicionales si es necesario.

“El Servicio Europeo de Acción Exterior está examinando todas las opciones y quizá se adopte una decisión sobre la base de sus propuestas en la reunión de los ministros de Exteriores de la UE” prevista para el próximo lunes, indicó.

Por el momento, la UE ha acordado restringir bienes y visados a personalidades rusas y ucranianas que considera que amenazan la soberanía de Ucrania, pero no ha pasado a aplicar sanciones económicas.

Van Rompuy también afirmó que los Veintiocho seguirán “coordinando nuestras posiciones incluyendo sanciones” con Japón y el conjunto de los países del G7 (los más industrializados del mundo), con los que volverá a reunirse los días 4 y 5 de junio con ocasión de la cumbre que celebrará el grupo en Bruselas.

Las dos partes coincidieron asimismo en la necesidad de mejorar la situación económica y democrática de Ucrania, así como de promover el diálogo en el interior del país.

“El objetivo inmediato es permitir la organización de elecciones presidenciales libres y equitativas” en Ucrania el próximo día 25, indicó Van Rompuy, una idea que defendió igualmente Abe.

Por lo que respecta al tratado de libre comercio que ambas partes negocian desde hace un año, Van Rompuy pidió “elevar el nivel de ambición” para concluirlo rápidamente.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, recordó que esa institución prepara actualmente un informe sobre los avances de Japón a la hora de suprimir las barreras no arancelarias (regulación que favorece a su industria local), que en caso de arrojar resultados negativos podría implicar la suspensión de la negociación, algo solicitado por los Veintiocho antes de iniciarla.

En esa línea, destacó la necesidad de trabajar en otras áreas que abarcará el tratado como la agricultura, las compras públicas y las indicaciones geográficas.

Las dos partes mostraron su voluntad de que las tratativas puedan seguir adelante con más ambición y de que ese acuerdo comercial, combinado con el acuerdo marco político y de cooperación que negocian en paralelo, puedan constituir la base de su relación futura.

“El acuerdo estratégico nos permitirá comprometernos en asuntos de la agenda global como cambio climático o la energía”, destacó Barroso, quien puso en valor que las economías europea y nipona representen el 27 % del PIB mundial.

Las dos partes destacaron igualmente la importancia de su diálogo sobre ciberseguridad y de profundizar su cooperación en ciencia, tecnología e innovación, y acordaron potenciar el papel de Japón en las misiones de gestión de crisis de la UE en el Sahel y el Cuerno de África.

La UE también mostró a Japón su preocupación por el desarrollo del programa nuclear y de misiles balísticos de Corea del Norte, así como por la situación humanitaria en ese país, y le apoyó para llamar la atención mundial sobre esos problemas.

Etiquetas