Tráfico | T 51° H 92%

Mundo

La Unión Africana condena el “inaceptable” secuestro de las niñas en Nigeria

WUNI News
05/07/2014 12:27 PM
Actualizada: 05/07/2014 12:11 PM

Nairobi, 7 may (EFE).- La Unión Africana (UA) condenó hoy el “inaceptable” secuestro de más de 200 niñas en Nigeria por Boko Haram e instó a sus países miembros y a la comunidad internacional a apoyar al Gobierno nigeriano para combatir a esa secta radical.

En un comunicado emitido desde la sede de la organización panafricana en Adis Abeba, la presidenta de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini-Zuma, subrayó que “las niñas necesitan educación y estar en la escuela”, pues es “su derecho”.

“Debemos luchar contra el secuestro de las niñas”, señaló la presidenta, un día después de que Estado Unidos ofreciera ayuda a Nigeria para rescatar a las menores, oferta que fue aceptada por el Gobierno del país africano.

Dlamini-Zuma denunció también que el secuestro es parte de la estrategia de Boko Haram para “aterrorizar y asustar, hasta la sumisión, al pueblo nigeriano y al mundo en general”.

La secta difundió este lunes un vídeo en el que se atribuyó el secuestro de más de 200 niñas perpetrado el pasado 14 de abril en una escuela de Chibok, en el estado norteño de Borno, a las que aseguró que iba a vender en el mercado.

El pasado domingo supuestos miembros de la secta secuestraron a otras ocho niñas, de entre 12 y 15 años, del pueblo de Warabe, igualmente en Borno, base espiritual y de operaciones del grupo fundamentalista.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.