Tráfico | T 55° H 96%

Ciencia y Tecnología | Economía | Latinoamérica

Taxistas de Bogotá exigen la salida de la aplicación Uber del mercado colombiano

WUNI News
05/07/2014 9:42 PM
Actualizada: 05/08/2014 10:55 AM

Bogotá, 7 may (EFE).- Decenas de taxistas protestaron hoy en Bogotá para exigir la salida del mercado colombiano de Uber, la aplicación estadounidense que permite contratar servicios especiales de taxis y pagar con tarjeta de crédito.

Con la consigna “Fuera Uber de Bogotá”, decenas de vehículos amarillos bloquearon algunas vías de la capital para expresar su disconformidad con la aplicación de la que Google es uno de los inversores y que llegó al país a finales del año pasado.

“En varios países lo han sacado y Colombia no va a ser la excepción”, declaró a Efe el presidente de la Asociación de Taxistas de Bogotá, Javier Monroy.

Indicó que aunque “la aplicación como tal no es pirata (ilegal)”, sí fomenta el incumplimiento de normatividad vigente al ser usada por autos blancos, que por ley están destinados a servicios especiales como transporte estudiantil, de empresas o turismo, y además cobra tarifas más altas.

Uber ofrece a sus usuarios “transporte especial” en vehículos que tradicionalmente movilizan pasajeros de hoteles o empresas.

Para el presidente de la Confederación Colombiana de Transporte Público, Freddy Contreras, se trata de una competencia “desleal” y advirtió que este servicio “no paga impuestos”.

“Uber es una multinacional y como se paga por tarjeta de crédito a Colombia no le está generando ni un peso; aparte de eso, esas camionetas tampoco generan ni un peso de impuesto en Bogotá”, reclamó por su parte Monroy al señalar que los vehículos que han descargado la aplicación y ofrecen sus servicios no son automóviles sino camionetas.

El gerente general de Uber Colombia, Michael Shoemaker, aseguró a Efe que antes de entrar a cualquier mercado estudian las normas del país y aclaró que no contratan conductores ni son una empresa de transporte sino tecnológica que busca optimizar la oferta y la demanda.

Shoemaker aseguró “hay centenares” de conductores trabajando con la aplicación, pero aclaró que es un “número muy pequeño” frente a los más de 50.000 taxis amarillos tradicionales que circulan en Bogotá.

“Estoy muy seguro de que nosotros vamos a llegar a un entendimiento, a un acuerdo con las entidades nacionales que regulan el servicio”, añadió el directivo, al aclarar que no son “competencia directa” de los taxis tradicionales.

Por su parte, el secretario de Movilidad de Bogotá, Rafael Rodríguez, confirmó a Efe que se han puesto en marcha operativos en la ciudad para verificar los vehículos que están usando la aplicación y advirtió que la competencia es “a todas luces ilegal”.

“Tienen una tarifas que no están aprobadas por la Secretaría de Movilidad, se las inventaron ellos”, apuntó el funcionario, aunque admitió que Uber no es una empresa de transporte.

En Bélgica, un tribunal prohibió en abril pasado esta aplicación y ese mismo mes taxistas en España también exigieron su retiro.