Tráfico | T 34° H 73%

Latinoamérica

Unas 35.000 personas siguen afectadas por las inundaciones en el sur de Paraguay

WUNI News
05/07/2014 1:30 PM
Actualizada: 05/07/2014 6:45 PM

Asunción, 7 may (EFE).- Unas 35.000 personas continúan afectadas por las inundaciones que anegan gran parte del departamento de Ñeembucú, al sur de Paraguay, donde hay unas diez localidades aisladas a las que el Gobierno está asistiendo por aire desde el lunes, informaron hoy las autoridades.

El reparto de alimentos, medicinas, carpas y mantas a las poblaciones aisladas se realiza por medio de dos helicópteros, aunque su poca capacidad de carga está ralentizando la asistencia, según la Secretaría Nacional de Emergencias.

“Hay unas 35.000 personas afectadas, lo que aproximadamente equivale a la mitad de la población de Ñeembucú. Además hay localidades aisladas a las que no se pueden ir por tierra”, explicó a Efe Andrés Villalba, de la oficina de prensa de la Alcaldía de Ñeembucú.

Entre esas ciudades están Cerrito, Laureles, General Díaz y Humaitá, todas al sur del departamento, una zona que depende del canal Arroyo Hondo, de unos 30 kilómetros, para encauzar el agua hacia el río Paraguay.

“Es el principal canal del sur y está atascado por toda la maleza arrastrada por la lluvia. De momento continúan los trabajos de limpieza del canal”, anotó Villalba.

El gobernador del departamento, Carlos Silva, manifestó hoy a una radio local que la situación sigue siendo muy precaria y que las aguas han inundado viviendas y extensas zonas de cultivo dedicadas al autoconsumo de la población.

La zona fue azotada la noche del domingo por fuertes precipitaciones que agravaron la situación en Ñeembucú, que todavía no se había recuperado de las inundaciones de marzo, cuando comenzó a llover sobre el departamento, enclavado en una llanura que dificulta la absorción del agua.

El lunes, la Secretaría de Emergencia Nacional estableció un centro de operaciones en la ciudad de Pilar, la capital del departamento, donde se almacenan los alimentos, medicinas y pertrechos llegados en camión desde Asunción.

En Humaitá, donde el Ayuntamiento ha habilitado el hotel municipal para las familias cuyas viviendas han quedado anegadas, emitió el lunes la alarma ante el posible daño causado por las lluvias a las históricas ruinas del mismo nombre.

Las ruinas, visitadas por miles de personas anualmente, son parte de una fortaleza de la que solo queda la estructura de la iglesia de San Carlos Borromeo, inaugurada en 1861.

Una misión técnica gubernamental se encuentra en Humaitá para reconocer el terreno y comprobar el estado del templo, declarado Patrimonio Nacional.

El club Olimpia, uno de los históricos del fútbol paraguayo, ha organizado a partir de hoy una colecta de víveres y medicinas para los damnificados, dijo a Efe Beatriz Maldonado, portavoz del club.

Maldonado añadió que la recogida estará abierta hasta el viernes, día en que se diversificará entre la oficina del club y el estadio Defensores del Chaco, en Asunción, donde se espera una gran afluencia de aficionados por el encuentro entre el Olimpia y el Guaraní, todo un clásico del fútbol paraguayo.