Tráfico | T 56° H 93%

Fútbol | Latinoamérica

Muere electrocutado un obrero en estadio de Cuiabá

WUNI News
05/08/2014 2:58 PM
Actualizada: 05/08/2014 6:30 PM

Río de Janeiro, 8 may (EFE).- Uno de los obreros que trabajan en la construcción del estadio Arena Pantanal de Cuiabá, una de las doce sedes del Mundial, murió hoy electrocutado y elevó a ocho el número de fallecidos en obras de la Copa del Mundo.

Mohammad Ali Maciel Afonso, de 32 años, sufrió una descarga eléctrica mientras instalaba equipamientos de tecnología, información y comunicación en la segunda planta del estadio, según explicó a Efe un portavoz de la Secretaría Especial del Mundial (Secopa) de Mato Grosso, estado del que Cuiabá es capital.

La descarga eléctrica le provocó una parada cardíaca a Maciel, que falleció en el lugar pese a la intervención de los equipos de emergencia.

Inspectores del Ministerio de Trabajo informaron de que Maciel Afonso no era electricista, sino montador, por lo que no estaba capacitado para el trabajo que estaba realizando, y aseguraron que no usaba todos los elementos de seguridad obligatorios.

La Fiscalía de Trabajo de Mato Grosso anunció que investigará el caso y avisó que tomará medidas judiciales y administrativas “en el caso de que se verifique la omisión de las empresas en lo que concierne a las obligaciones de suministrar y fiscalizar el uso de equipamientos de garantizar un medio de ambiente trabajo seguro”, según un comunicado.

El obrero fallecido era empleado de la empresa Etel, que forma parte del consorcio C.L.E., responsable de la instalación de las redes en el estadio.

El ministro brasileño de Deportes, Aldo Rebelo, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y el secretario general de esa entidad, Jérôme Valcke, difundieron comunicados lamentando el accidente y manifestando su apoyo a la familia.

Además de la muerte de Maciel, se han registrado otros siete fallecimientos en las obras de los estadios del Mundial Brasil 2014, torneo que comenzará dentro de 35 días.

Los anteriores accidentes mortales se registraron en los estadios de Brasilia, Manaos y Sao Paulo, estos dos últimos con tres víctimas cada uno, y en la mayoría de los casos obedecieron a caídas desde grandes alturas.

A 35 días del Mundial, continúan en obras los estadios de Cuiabá, Curitiba y Sao Paulo, mientras que quedan trabajos pendientes de urbanización y de instalación de estructuras temporales en la mayoría de las doce sedes.