Tráfico | T 57° H 64%

Baloncesto

114-97. Leonard lideró la segunda exhibición de Spurs ante Trail Blazers

WUNI News
05/09/2014 5:29 AM
Actualizada: 05/09/2014 11:26 AM

San Antonio (EEUU), 9 may (EFE).- El dominio de los Spurs de San Antonio en la eliminatoria de semifinal de la Conferencia Oeste que disputan ante los Trail Blazers de Portland se mantuvo al ganar fácil por 114-97 en el segundo partido de la serie, que ahora controlan con la ventaja de 2-0 al mejor de siete.

Esta vez el líder del ataque balanceado de los Spurs fue el alero Kawhi Leonard que aportó 20 puntos, incluidos 12 en el primer cuarto y aunque luego bajo el ritmo ofensivo, en último periodo también anotó un triple que rompió el intento de remontada de los Trail Blazers.

El base francés Tony Parker se encargó de dirigir las acciones de los Spurs al conseguir un doble-doble de 16 puntos y 10 asistencias, mientras que el escolta argentino Manu Ginóbili volvió a ser el sexto jugador del equipo al conseguir la misma anotación.

Ginóbili encabeza a los tres reservas que tuvieron números de dos dígitos, el escolta italiano Marco Belinelli que llegó a los 13, incluidos 2 de 3 triples, y el ala-pivote francés Boris Diaw que encestó 12.

Los reservas de los Spurs de nuevo volvieron a ser decisivos en el triunfo al aportar 50 puntos por 19 que lograron los jugadores de los Trail Blazers que salieron del banquillo.

Ginóbili disputó 27 minutos en los que anotó 7 de 18 tiros de campo, incluidos 2 de 4 triples, capturó cinco rebotes, repartió cuatro asistencias, recuperó tres balones y perdió cuatro.

El pívot brasileño Tiago Splitter se convirtió en el jugador clave en las acciones bajo los aros y en el gran marcaje que le hizo en compañía del veterano ala-pivote Tim Duncan al estelar de los Trail Blazers, LaMarcus Aldridge.

Splitter “amargó” durante toda la noche a Aldridge que nunca pudo hacer sus mejores tiros a canasta ni tener penetraciones fáciles lo que le impidieron que al final fuese factor ganador de su equipo.

El pívot internacional brasileño jugó 31 minutos como titular y aportó un doble-doble de 10 puntos y 10 rebotes, incluidos seis defensivos.

Splitter anotó 5 de 10 tiros de campo y falló los cuatro lanzamientos que hizo desde la línea de personal, dio dos asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

Duncan llegó también a los 10 puntos, capturó seis rebotes, repartió tres asistencias y puso tres tapones.

Los Spurs como equipo tuvieron un 53 (48-90) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 60 (12-20) de triples, comparados al 43 (40-93) y 40 (7-18) de triples, respectivamente, de los Trail Blazers, que ganaron el duelo bajo los aros al capturar 44 rebotes por 41 de San Antonio.

Sin embargo, los Spurs volvieron a tener mejor control de balón con sólo ocho perdidas por 13 que registraron los Trail Blazers.

La falta de inspiración y aportación ofensiva de Aldridge, el entrenador de los Trail Blazers, Terry Stotts, se decidió por el alero francés Nicolas Batum como alternativa y aunque respondió con 21 puntos (9-13, 3-5, 0-0), capturó nueve rebotes, y repartió dos asistencias no fueron suficientes.

Lo mismo que los 19 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias del base Damian Lillard, que sigue sin poder ganarle el duelo individual a Parquer.

El doble-doble de Aldridge, que aportó 16 puntos (6-23, 0-0, 4-4) y 10 rebotes, incluidos siete defensivos, en nada cambió la inercia del mejor juego y control que tuvieron los Spurs desde el inicio hasta el final del partido.

Un encuentro que tuvo la anécdota que antes de comenzar, en el vestuario de los Trail Blazers, los jugadores se encontraron con una serpiente que no les generó ningún tipo de daño físico, pero de alguna manera les afectó en el ánimo porque nunca pudieron librarse de la presión defensiva que en todo momento les hicieron los Spurs.

Antes que diese comienzo el partido, el gerente general de los Spurs, R.C.Buford, recibió por primera vez el premio de Ejecutivo del Año de la NBA después de llevar 12 temporadas al frente del equipo.

El tercer partido de la serie se jugará el sábado en el Moda Center, de Portland, donde los Trail Blazers trataran de conseguir su primera victoria y meterse de nuevo en la eliminatoria.