Tráfico | T 67° H 76% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Latinoamérica | Noticias

El Gobierno colombiano y parte de los campesinos en huelga llegan a un acuerdo

WUNI News
05/09/2014 3:23 PM
Actualizada: 05/10/2014 12:31 AM

Bogotá, 9 may (EFE).- El Gobierno colombiano y parte de los sectores campesinos que estaban en huelga desde hace 12 días lograron un acuerdo para levantar las protestas, informó hoy el Ministerio del Interior.

El acuerdo se consiguió después de que el Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aceptó crear una mesa única de participación agraria para la concertación de los temas sobre los cuales los campesinos exigen soluciones.

“Nos es grato informar que luego de un trabajo conjunto del Gobierno Nacional se ha logrado hoy un acuerdo para que de manera inmediata la Cumbre Agraria levante su participación en el paro agrario”, señaló el ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, citado en un comunicado.

La Cumbre Nacional Agraria Campesina, Étnica y Popular articula a sectores indígenas y afrodescendientes, el Movimiento Marcha Patriótica y otras asociaciones campesinas.

Según el Ministerio del Interior, entre los acuerdos para levantar la huelga también están la asignación de recursos para fortalecer la economía étnica y campesina.

En este campo se dará prioridad al desarrollo de proyectos para ser ejecutados este año en áreas como saneamiento básico, educación, salud, vías terciarías, e infraestructura agropecuaria.

“Estos son los puntos de acuerdo que le permitieron al Gobierno, conjurar el 96 % del paro agrario”, añade el comunicado del Ministerio.

Sin embargo, a pesar de ese acuerdo, otro grupo, las llamadas Dignidades Campesinas, de las que forman parte cultivadores de papa, café, cebolla, arroz y cacao, entre otros productos, seguía reunido este viernes con el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, en busca de soluciones.

La discusión, que se suspendió el martes pasado y fue retomada este viernes, busca concretar el tema de la refinanciación de las deudas de unos 80.000 pequeños productores.

Esos sectores campesinos iniciaron hace doce días una huelga en protesta por el supuesto incumplimiento de los pactos alcanzados con el Gobierno para levantar las protestas de agosto y septiembre del año pasado.

Esta vez la protesta ha tenido repercusión en regiones como el Huila (sur), Boyacá (centro) o Norte de Santander (noreste).

Los campesinos piden al Gobierno mayor presupuesto para el campo, condonación de créditos, reducción del precio de los fertilizantes y combustibles y freno a las importaciones de productos agrícolas que entran por la vía tanto del contrabando como de los tratados de libre comercio.

Pese a las críticas del campesinado, el Ejecutivo se defiende señalando que el campo colombiano ha recibido millonarias ayudas y recuerda que solo este año se han invertido en diferentes sectores 5,2 billones de pesos (unos 2.680 millones de dólares).

Hasta el momento, el Gobierno de Santos no ha reportado desabastecimiento en ninguna parte del país y donde hay brotes de especulación ha enviado caravanas con alimentos escoltados por la Policía y el Ejército.