Tráfico | T 28° H 91%

México

La destitución del portavoz refleja divisiones en los grupos de autodefensa en México

WUNI News
05/09/2014 12:30 AM

Morelia (México), 8 may (EFE).- La destitución del vocero de los grupos de autodefensa que operan en el estado mexicano de Michoacán (suroeste) puso al descubierto divisiones internas por el control absoluto del movimiento, conformado hace menos de 15 meses, admitieron hoy sus dirigentes.

José Manuel Mireles, uno de los dirigentes más reconocidos de las autodefensas y quien hasta el miércoles se desempeñaba como portavoz de movimiento, acusó este jueves a siete de los 34 coordinadores de esos grupos de “traición” y de apoyar a narcotraficantes.

Mireles, médico de profesión, acusó a Estanislao Beltrán, conocido como “Papá Pitufo” y uno de los 34 líderes del movimiento, de orquestar su destitución a menos de 24 horas de que el dirigente solicitara en un vídeo una entrevista con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, para exponerle la infiltración de narcotraficantes en los grupos civiles.

Según Mireles, su destitución como vocero fue acordada en una reunión efectuada el miércoles por la noche sólo por siete de los 34 líderes, a quienes acusó de servir a los intereses de la delincuencia.

“Para mí es una traición de Estanislao Beltrán, que sin haber estado en la asamblea él haya declarado que hubo 34 coordinadores generales del Consejo General de Autodefensas de Michoacán, lo cual es absolutamente falso”, dijo.

Agregó que los siete inconformes con su postura son apoyados por Alfredo Castillo, comisionado del Gobierno para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, quien a su juicio ha sido engañado por los narcotraficantes “infiltrados” en el movimiento.

Mireles dijo que entre los infiltrados están Alberto Gutiérrez, alias “Comandante Cinco”, y Luis Antonio Torres, “el Americano”, así como Beltrán, quienes operan en los municipios de Buenavista y Parácuaro, en la llamada región de Tierra Caliente de Michoacán.

El “Comandante Cinco” leyó este jueves un comunicado en el que explicó que Mireles fue destituido porque en los últimos días tomó un protagonismo y decisiones propias que pusieron en riesgo al movimiento.

Gutiérrez dijo que el miércoles 30 líderes de esos grupos tuvieron una reunión en la que se tomó a decisión de separar a Mireles debido a declaraciones que hizo en entrevistas radiofónicas en las que no tomó en cuenta al Consejo General de las Autodefensas.

Por su parte, Semeí Verdía, otro de los líderes, respaldó a Mireles y aseguró que a la reunión donde fue destituido no fueron convocados todos los dirigentes del movimiento.

Por otro lado, Alfredo Castillo, nombrado por el presidente Peña Nieto como comisionado especial para Michoacán, informó la noche de este jueves que los integrantes de los grupos de autodefensa se legalizarán y formarán parte de la Policía Rural Estatal, que iniciará funciones el próximo sábado, fecha límite para el desarme y desmovilización de esas agrupaciones.

Esta fuerza policial rural operará inicialmente en los municipios de Tepalcatepec y Buenavista, como un acuerdo con representantes de 30 municipios de la Tierra Caliente.

A la fecha, se han recibido 3.316 solicitudes de incorporación a ese cuerpo rural, y han sido registradas 6.086 armas de las autodefensas ante el Ministerio de Defensa Nacional, según el comisionado.

Los grupos de autodefensa surgieron el 24 de febrero de 2013 en Michoacán para enfrentar a los “Caballeros Templarios”, organización criminal acusada de extorsiones, secuestros, homicidios, abusos sexuales, producción y tráfico de drogas naturales y sintéticas y otros delitos.