Tráfico | T 55° H 94%

Latinoamérica | Noticias

La FAO apuesta por la cooperación Sur-Sur para erradicar el hambre de Latinoamérica

WUNI News
05/09/2014 4:24 PM
Actualizada: 05/09/2014 4:50 PM

Santiago de Chile, 9 may (EFE).- La FAO apuesta por los proyectos de cooperación Sur-Sur para combatir el hambre en América Latina y el Caribe y tratar de alcanzar la meta de erradicar este problema antes del año 2025.

El director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva, subrayó hoy la importancia de la cooperación Sur-Sur en la región al entregar un balance de la 33 Conferencia Regional del organismo, que finalizó este viernes en Santiago de Chile.

“Gran parte de los países de Latinoamérica y el Caribe se están convirtiendo en países de ingresos medios y altos y ya no reciben más la cooperación de los donantes tradicionales”, dijo en una rueda de prensa el responsable de la FAO.

Estos países, entre los que Graziano da Silva mencionó a Chile, Argentina, Brasil, Colombia y México, deben asumir el papel de “hermanos mayores” de las naciones más rezagadas en la región y ayudarlas con programas de cooperación.

Los acuerdos de ayuda y colaboración pueden tener también el apoyo de países desarrollados u organismos internacionales, mecanismo que se conoce como cooperación Sur-Sur triangular, precisó el director general de la FAO.

Los ministros y autoridades de los 33 países que participaron en el encuentro alcanzaron tres acuerdos que refuerzan la idea de promover la cooperación entre naciones en desarrollo.

El primero de ellos es un programa del Gobierno de Venezuela y la FAO para fomentar sistemas sostenibles de producción de arroz en una decena de países del África subsahariana afectados por la hambruna.

Otro acuerdo es el que han firmado la FAO y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) para contribuir a erradicar el hambre en los siete países centroamericanos, República Dominicana y Colombia.

La iniciativa, llamada “Mesoamérica sin Hambre”, contempla la creación de un fondo fiduciario con un aporte inicial de 3 millones de dólares, que alcanzará los 15 millones en los próximos cinco años.

El tercer acuerdo alcanzado durante la conferencia es una iniciativa entre la FAO y la hidroeléctrica Itaipú, compartida por Brasil y Paraguay, para impulsar programas de cooperación en políticas públicas relacionadas con la alimentación, la energía y el agua.

Además de estos tres acuerdos, los países aprobaron tres iniciativas regionales de la FAO que guiarán el programa de trabajo del organismo durante los próximos dos años.

Se trata de la Iniciativa América Latina sin Hambre 2025, que ya está en marcha, y otros dos programas sobre agricultura familiar y de mejora de los sistemas nacionales alimentarios y agroalimentarios en el Caribe.

Graziano da Silva declaró que también se acordó “incrementar la presencia de la FAO” en Haití, donde el 70 % de la población está en situación de pobreza extrema y el 49,8 % padece desnutrición.

El responsable de la FAO consideró que la reunión en Santiago fue “muy exitosa” y dijo haber constatado un grado de compromiso de los países participantes mayor que en la anterior Conferencia Regional, celebrada en Buenos Aires en 2012.