Tráfico | T 80° H 71%

Noticias | Tenis

Nadal, autoritario ante Berdych se mide a Bautista por un puesto en la final

WUNI News
05/09/2014 3:01 PM

Madrid, 9 may (EFE).- Rafael Nadal resolvió de la mejor manera posible su duelo contra el checo Tomas Berdych, mientras que Roberto Bautista Agut fue superior al colombiano Santiago Giraldo y al enfrentarse ambos en semifinales garantizaron un finalista español en el Mutua Madrid Open, que hoy sufrió dos mazazos con la retirada de la estadounidense Serena Williams y la derrota de la china Na Li.

Arrollador se mostró Nadal ante el número seis del mundo, al que doblegó por 6-4 y 6-2 para lograr su semifinal número 53 en un Masters 1000 -y la sexta en Madrid-, que acaba con su mala racha en los cuartos en tierra esta temporada (Montecarlo y Madrid).

Era una victoria necesaria para Rafa por la calidad del adversario, que lleva una temporada rubricada con título en Rotterdam, finalista en Dubai y Oeiras, además de alcanzar las semifinales del Abierto de Australia y Miami.

Pieza clave, este duelo, para calibrar el estado del zurdo de Manacor y eliminar las dudas con las que aterrizó en Madrid, que parecen evaporadas con su eléctrica derecha con la que hoy sacrificó a Berdych para lograr la victoria 18 consecutiva ante el checo.

Mucha de la culpa de su exhibición ante Berdych la tuvo el saque. Nadal no cedió su servicio ni una vez, y afrontó con solvencia el único punto de rotura que Berdych tuvo, en el primer juego del partido. Llegó a sacar a 213 kilómetros por hora en una ocasión.

Como suele ser habitual, la pista Manolo Santana se llenó de jugadores del Real Madrid y del Atlético de Madrid, que el próximo día 24 en Lisboa se enfrentarán en la final de la Liga de Campeones. Gareth Bale, Iker Casillas, y los atléticos Filipe Luis y Arda Turan fueron testigos de la victoria del defensor del título en una hora y 27 minutos en una tarde de calor intenso.

Sin ceder un solo set en tres partidos disputados, Nadal disfruta en Madrid de su mejor actuación este año en tierra batida. Doblegados antes el argentino Juan Mónaco y el finlandés Jarkko Nieminen, poco a poco su derecha se ha consolidado y hoy regaló un par de ellas en carrera a Berdych que le dejaron atónito, como la que sirvió para sellar la rotura en el tercer juego del segundo set.

El de Manacor “coleccionó” un nuevo aviso del juez de silla, por exceso de tiempo al servicio en el quinto juego del primer parcial, pero en esta ocasión, ni siquiera se inmutó. Optó por seguir concentrado buscando los ángulos en la pista de Berdych y cerrando el puño cada vez que lograba un punto vital.

Ahora le sale al paso un jugador con ganas de morder, el castellonense Roberto Bautista Agut, que con su victoria sobre Giraldo por 6-3 y 6-4, en 86 minutos se colocó por primera vez en su carrera en una semifinal de Masters 1000 y rondará el lunes un puesto entre los 30 mejores, que lleva premio adicional si se mantiene, para asegurarse ser cabeza de serie en Roland Garros.

Será el primer enfrentamiento entre ambos. La derecha plana y los golpes rectos de Bautista, que este año alcanzó las semifinales de Auckland, contra la experiencia del tres veces campeón del torneo, que ya atisba la posibilidad de ganar su 27 Masters 1000.

El cuadro femenino sufrió dos bajas detonantes, y de golpe. Las dos primeras en la lista mundial, y por ende primeras favoritas en Madrid, la estadounidense Serena Williams y la china Na Li, abandonaron la Caja Mágica.

La primera de ellas debido a una contractura en su muslo izquierdo, que sufrió en el primer partido contra la suiza Belinda Bencic y que ya llevaba avisando en los dos siguientes. Aunque en un primer comunicado, Serena avisaba que no jugaría la semana próxima en Roma, luego tranquilizaba a los organizadores del Foro Itálico, en las redes sociales al avisar que esperaba “estar lista para Roma y Roland Garros”.

Li, campeona del Abierto de Australia, se tuvo que inclinar ante la rusa Maria Sharapova, finalista el pasado año, que decidió el partido a su favor, por 2-6, 7-6 (5) y 6-3 en dos horas y 31 minutos.

“No jugué un gran primer set pero encontré la manera de forzar la tercera manga”, dijo la rusa que se ha tomado los torneos previos a la cita de Roland Garros con extrema cautela, y ya lleva nueve victorias en arcilla contando su tercer título ganado recientemente en Stuttgart.

Su rival en semifinales será la polaca Agnieszka Radwanska que de nuevo, como hizo con la italiana Roberta Vinci en octavos, cuando salvó tres bolas de partido, necesitó exprimir al máximo su juego para derrotar a la francesa Caroline Garcia, que venía de la fase previa, por 6-4, 4-6 y 6-4.

La que sigue inalterable es la rumana Simona Halep, cuarta jugadora del mundo, que después de un partido extenuante contra la alemana Sabine Lisicki, se impuso a la serbia Ana Ivanovic, por un contundente 6-2 y 6-2. Halep y la checa Petra Kvitova, campeona hace tres años, y que avanzó por la retirada de Serena, se medirán en la otra semifinal.

Etiquetas