Tráfico | T 37° H 82%

Espectáculos | Latinoamérica

Paz Soldán se sumerge en su apocalíptico “Iris” en una nueva aventura literaria

WUNI News
05/09/2014 10:02 AM

Buenos Aires, 9 may (EFE).- Tras el salto al género de ciencia ficción de la mano de “Iris”, que presenta en estos días en la Feria del Libro de Buenos Aires, el escritor boliviano Edmundo Paz Soldán trabaja en un nuevo proyecto literario que se desarrollará en este mundo paralelo nacido de su imaginación.

“Iris”, relata Paz Soldán en una entrevista con Efe, “comenzó como un proyecto muy realista, una historia de un hecho ocurrido en Afganistán con un grupo de soldados psicópatas”, pero “me di cuenta de que el tema saturaba los medios y quise hacer un cosa más imaginativa, ambientada en el futuro”.

Así nació la primera novela de ciencia ficción del autor de “Los vivos y los muertos”, ambientada en un lugar devastado por ataques nucleares y en un contexto de “nuevo desorden global”.

El mayor reto de esta aventura literaria fantástica es “esperar que tus lectores te acompañen”, afirma el escritor, afincado en Estados Unidos desde hace 25 años.

“Cuando pones un nombre a un lugar que se llama Iris te comienzas a preguntar cómo es la gente, cuál es su religión, en qué piensan, cuál es forma de entender el mundo y su lenguaje… Te das cuenta de que hay cosas que no puedes dar por sentadas. Es un mundo con el que no estás familiarizado y tienes que familiarizar también al lector”, explica.

El ingreso a este “mundo”, continúa, “es un poco hostil, me lo han dicho algunos lectores y yo lo sospechaba, es abrupto, pero la idea es que el lector sintiera que estaba entrando a un espacio diferente”.

En este proceso de creación, Paz Soldán ha encontrado en la ciencia ficción un género que “te permite trabajar de forma desplazada o alegórica problemas políticos”, como han demostrado maestros como George Orwell.

“La ciencia ficción es una forma desplazada de acercarme a ciertas problemáticas que me interesan, como el nuevo desorden mundial, la cara del imperialismo del siglo XXI, la alianza cada vez más estrecha entre los estados y las corporaciones…Todo esto es parte del paisaje de Iris, me interesaba trabajar de una manera más libre”, continúa.

Galardonado con el Premio Juan Rulfo, Paz Soldán ha invertido más de tres años en este proyecto pero no siente que haya terminado porque es un mundo que sigue explorando.

En este camino de exploración se ha sumergido ya en una nueva entrega de ciencia ficción, “más una precuela que una secuela”, sobre la figura de uno de los protagonistas de “Iris”, el capitán Reynolds, jefe de un grupo de soldados psicópatas.

“En Iris ya está formado como soldado pero me pregunté cómo sería una infancia y una adolescencia en ese lugar”, señala el escritor, que pretende hacer del nuevo proyecto una novela “más quieta y sosegada”.

El arranque de su nueva entrega “ha sido prometedor, cuando comencé Iris empecé a tientas pero ahora que conozco este mundo y empiezo a situarme, el desafío es hacer algo diferente dentro de un mundo que resulte familiar, no quisiera repetirme”.

Paz Soldán, que no quiere aventurar cuándo podría estar terminada la nueva novela, encuentra en la escritura una forma de mantener la sensación de detener la marcha del tiempo, de bajar la velocidad de la vida diaria.

“Leer una novela larga me obliga a desacelerarme, a ralentizarme, a hacer un momento de pausa y provocar la reflexión y lo mismo la escritura. Lo siento como una especie de contrapeso”, apunta el autor de “Norte”, que se confiesa “optimista” sobre el futuro de la literatura y del formato en papel de los libros.

“No se trata de ser un optimista ingenuo, pero tampoco de ser tan apocalíptico, creo que el libro en papel va a coexistir con el soporte digital y que habrá un efecto de retroalimentación muy interesante”, sostiene el escritor, inmerso ya en su nuevo tránsito por Iris.