Tráfico | T 69° H 75% | Powered by Yahoo! Weather

Latinoamérica | Noticias

El Partido Colorado celebra el aniversario de proclamación presidencial de Cartes

WUNI News
05/10/2014 11:18 AM
Actualizada: 05/10/2014 8:41 PM

Asunción, 10 may (EFE).- Asunción, 10 may (EFE).- El empresario paraguayo Horacio Cartes celebró hoy con un baño de masas de militantes del tradicional y mayoritario Partido Colorado el aniversario de su proclamación como presidente tras las elecciones generales del año pasado.

La Asociación Nacional Republicana (ANR), nombre oficial del Partido Colorado, sacó pecho de su retorno al poder en un acto que congregó a varios miles de personas, casi todas ataviadas con ropas o banderas rojas, celebrado en la plaza ubicada frente al Congreso.

El partido con más militantes del país y uno de los más grandes de Latinoamérica, con 1,9 millones de afiliados registrados en el último padrón nacional, de un total de 3.344.585 personas con derecho a voto en Paraguay, celebró por todo lo alto el aniversario de su regreso, tras pasar cinco años como oposición.

La “marea colorada” de militantes recorrió las calles del centro durante toda la mañana hasta congregarse frente a un fastuoso escenario acompañado de gigantes amplificadores y pantallas de televisión que tapaban la fachada del Congreso.

Cartes agradeció al “todopoderoso” y a los votantes su elección como presidente, que fue oficialmente proclamada el 10 de mayo de 2013 por el Tribunal Superior de Justicia Electoral.

El evento fue una demostración de unidad y fuerza de un partido que controla ambas cámaras legislativas y la mayoría de los gobiernos regionales, pese a que las luchas de poder internas son tradicionales en esta formación política fundada en 1887.

La fiesta fue la excusa perfecta para acercar a la capital otras tradiciones culturales coloradas como la Caballería Republicana, que en un vistoso desfile representó a los tradicionales caciques y terratenientes de cada región del país.

El presidente Cartes hizo balance tras un año de las elecciones con las que la población pasó página a la crisis política de la destitución del exmandatario Fernando Lugo (2008-2012), que fue sustituido por el liberal Federico Franco tras un controvertido juicio parlamentario.

En aquellas elecciones que contaron con unos 400 observadores internacionales de la Unión Europea, la Unasur y otras organizaciones, los votantes paraguayos devolvieron el poder al partido que había gobernado durante toda la democracia excepto en el mandato de Lugo y Franco hasta 2013.

“Mi especial reconocimiento a la dirigencia y al pueblo de mi grande y glorioso Partido Colorado”, dijo Cartes, vestido con camisa blanca y un pañuelo rojo al cuello.

“No hemos recibido en buenas condiciones la Administración. Pero no es el momento para lamentos, tenemos que mirar adelante”, clamó el exitoso empresario.

“No podíamos permitir que siga el carnaval de los fondos públicos (…) ni con el encubrimiento de los actos de corrupción con el cuento de que las obras no pueden parar”, manifestó.

Cartes, presidente de uno de los países más pobres de Suramérica, se afilió en 2009 a la ANR y votó por primera vez en las elecciones del 21 de abril de 2013.

El mandatario recordó que en un año de Gobierno ha hecho al país más atractivo para los inversores extranjeros con la aprobación de una ley que prevé alianzas entre empresas públicas y privadas para llevar a cabo obras de infraestructura y servicios.

Entre las constantes interrupciones para aclamarlo con los tradicionales hurras del partido, el gobernante dijo que está “cerca de anunciar la resurrección del primer ferrocarril de Suramérica”. La red de tren paraguaya fue la primera en instalarse en la región, pero lleva décadas desmantelada.

La ANR, de tendencia conservadora y nacionalista, fue el partido político que el dictador Alfredo Stroessner utilizó como pilar para mantenerse en el poder entre 1954 y 1989, y que tras ser derrocado este en un golpe de Estado, ganó todas las elecciones del periodo democrático hasta 2008.