Tráfico | T 58° H 84%

Latinoamérica | Noticias

Esposa de opositor López presenta denuncia contra ministro Interior por acoso

WUNI News
05/10/2014 2:02 PM
Actualizada: 05/10/2014 6:31 PM

Caracas, 10 may (EFE).- Lilian Tintori, esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López, preso desde el 18 de febrero acusado por los incidentes violentos tras una marcha pacífica el 12 de ese mes, informó que presentó una denuncia contra el ministro de Interior, Miguel Rodríguez, por acoso y violencia psicológica.

“Hoy en Fiscalía de la protección a la MUJER, presenté denuncia en contra de Miguel Rodríguez Torres, por acoso y violencia Psicológica”, reveló Tintori el viernes a través de su cuenta en la red social Twitter.

“No nos intimidan… Nosotros seguiremos firmes del lado del BIEN! Del lado de la VERDAD! Del lado correcto de la HISTORIA!”, publicó poco después.

Tintori fue señalada este jueves por el titular de Interior de “llevar cosas” y estar “pendiente de la logística” del principal campamento de protestas antigubernamentales que se mantenía en Caracas y que fue desmantelado junto con otro tres por las fuerzas de seguridad esa madrugada.

Rodríguez declaró poco después de la actuación de los cuerpos de seguridad que en esta acampada se incautaron “drogas, armas, explosivos, morteros” y que el saldo de detenidos en las cuatro campamentos ascendió a 243 personas.

Desde el Gobierno se ha afirmado que estas concentraciones eran lugar de escondite para los violentos que han estado atacando a las fuerzas de seguridad, y a vehículos y mobiliario público, además de montar “guarimba” (barricadas) desde el pasado febrero.

“Pretenden distraer el desastre económico y la inseguridad que vivimos de su gestión difamándonos”, defendió Tintori en el último de los tuits.

Venezuela vive desde el pasado 12 de febrero una serie de protestas antigubernamentales encabezadas por la oposición y grupos de estudiantes, que en ocasiones se han vuelto violentas, y que dejan a día de hoy un saldo de 42 muertos, cerca de 800 heridos y cientos de detenidos.

El Gobierno y la oposición abrieron una mesa de diálogo con los buenos oficios del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar de superar esta crisis.