Tráfico | T 58° H 67%

Economía | Noticias

La Hacienda de Puerto Rico ingresa en abril un 27 % menos de lo previsto

WUNI News
05/10/2014 3:51 PM

San Juan, 10 may (EFEUSA).- Los ingresos fiscales de Puerto Rico en abril fueron un 20 % superiores a los del mismo mes del año pasado, pero se quedaron un 27 % por debajo de lo que tenía presupuestado el Ejecutivo, según datos del Banco Gubernamental de Fomento.

Así, la recaudación de la Hacienda puertorriqueña acumulada durante los diez primeros meses del año fiscal (julio-abril) aumentó un 6,8 % respecto al mismo periodo del ejercicio fiscal, pero está un 4,6 % por debajo de lo previsto por el Ejecutivo.

Según la explicaciones ofrecidas en un comunicado por la secretaria del Departamento de Hacienda, Melba Acosta Febo, los incrementos se deben a la recaudación lograda con la patente nacional, un impuesto de nueva creación sobre los ingresos de las grandes empresas, y el alza en la tasa contributiva al arbitrio a las corporaciones foráneas.

Sin embargo, los recaudos estuvieron por debajo de la cifra prevista, básicamente debido a los pagos de las empresas, que no alcanzaron las previsiones.

La recaudación de abril del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) aumentó un 13,2 % respecto al mismo mes del año anterior, algo que Acosta atribuyó en parte al aumento de la persecución de la evasión y el fraude.

“Ciertamente, estos no eran exactamente los resultados que esperábamos”, reconoció Acosta a menos de dos meses de que acabe el actual ejercicio fiscal, que se cierra el 30 de junio.

Añadió que su departamento trabaja en una “reforma contributiva justa, que simplifique los procesos y promueva el desarrollo económico”, así como en “intensificar los esfuerzos de fiscalización para mejorar la captación y luchar contra la evasión contributiva”.

La semana pasada, el Gobierno de Puerto Rico presentó el presupuesto para el próximo ejercicio fiscal, que incluye recortes de gastos en todos organismos públicos, para tratar de contener el gasto, mientras se buscan nuevas vías de ingresos y de reactivación económica.

Por primera vez en dos décadas, el presupuesto -que regirá durante el año fiscal que comenzará el próximo 1 de julio- no incurre en nuevo endeudamiento.

Para evitar despidos masivos en el sector público -el principal empleador de la isla- y no tener que recortar el presupuesto de la Policía, que combate una preocupante criminalidad, el Gobierno ha optado por la eliminación de decenas de organismos y un centenar de escuelas, la congelación salarial y la revisión de contratos de servicios.

El presupuesto presentado es de 9.640 millones de dólares, frente a los 9.770 del año anterior, pero incluye 775 millones de dólares que se destinarán exclusivamente a pagar deuda, para evitar así que la isla siga incrementado la ingente cifra de deuda en los mercados, que supera los 73.000 millones de dólares.