Tráfico | T 52° H 89%

Latinoamérica | Noticias

Parientes de enfermos graves apoyan marcha de la marihuana en Río de Janeiro

WUNI News
05/10/2014 6:55 PM
Actualizada: 05/10/2014 6:30 PM

Río de Janeiro, 10 may (EFE).- Decenas de familiares de personas con enfermedades graves que pueden ser tratadas con derivados de la Cannabis Sativa se unieron hoy en Río de Janeiro a la llamada Marcha de la Marihuana, una manifestación anual que desde 2002 congrega a una multitud en esta ciudad para pedir la legalización de la yerba.

La “marihuana también es un remedio” decían en sus carteles los padres de menores cuyas enfermedades pueden ser tratadas o mitigadas con la sustancia activa canabidiol o con otros derivados de la yerba a los que se les atribuyen funciones medicinales y que marcharon junto con sus hijos en sillas de ruedas.

Fue la primera vez que este grupo específico se sumó a la Marcha de la Marihuana, la manifestación que recorrió el paseo marítimo de la playa de la famosa Ipanema con carteles, máscaras, folletos y consignas en defensa de la despenalización del consumo de la yerba.

La expectativa de los organizadores era reunir a 15.000 personas, por encima de las 10.000 del año pasado, pero muchos desistieron por la fuerte lluvia que cayó cuando aún estaban concentrados y, según la policía, en la marcha sólo había unas 3.500.

“Decidimos unirnos a los organizadores de la marcha para poder informar a la población que la marihuana también puede ser usada como base de remedios y que es recomendada para algunas enfermedades”, dijo a Efe Marcos Fernandes, el padre de una niña que sufre de epilepsia.

Fernandes explicó que los defensores del uso medicinal de la marihuana en Brasil tan sólo comenzaron a organizarse recientemente mediante grupos en las redes sociales en que discuten sobre derivados de la yerba que pueden tratar enfermedades o atenuar los ataques de epilepsia como los que sufre su hija.

Los pequeños grupos y algunas familias de forma aislada ya han presentado recursos ante la justicia para que les autoricen a importar medicinas con base en marihuana o hasta sembrar la planta en el país para usarla con fines medicinales.

“Estamos buscando espacios para manifestar nuestras reivindicaciones y la Marcha de la Marihuana sirve a nuestro propósito. Queremos concienciar a la población de que la marihuana no tiene uso sólo recreativo y pedir a las autoridades que apoyen y liberen el uso medicinal de la yerba”, agregó.

El caso más citado en la marcha fue el de un adolescente de 12 años identificado como Víctor Hugo Arcanjo Ferreira que murió este año dos días después de que un juez de la ciudad brasileña de Cuiabá autorizara a sus padres a importar una medicina con base en canabidiol que es recomendada para tratar la epilepsia.

Durante su recorrido por Ipanema los manifestantes pidieron que Brasil siga el ejemplo del vecino Uruguay, el primer país en el mundo en reglamentar la producción y la venta de marihuana.

“En Uruguay la producción ahora es pública y el consumo permitido. En Estados Unidos, que lidera la mucha mundial contra las drogas, ya hay 20 estados que legalizaron la marihuana para fines medicinales o recreativos”, alegó André Barros, integrante del Colegio de Abogados de Brasil y que defiende a los organizadores de la manifestación.

La Marcha de la Marihuana es realizada anualmente en Río de Janeiro desde 2002, pero en sus primera ediciones los manifestantes tuvieron que acudir a los tribunales para poder marchar debido a que la policía consideraba su mensaje como apología al delito.

Las manifestaciones fueron reprimidas hasta que un tribunal superior determinó que los defensores de la legalización de la marihuana tienen derecho a expresar su opinión y, desde entonces, son realizadas con escolta policial para impedir incidentes con grupos que se oponen a la despenalización.