Tráfico | T 56° H 97%

Espectáculos | Noticias

Unas 140 antigüedades recuperadas del extranjero se exponen en El Cairo

WUNI News
05/10/2014 12:10 PM

El Cairo, 10 may (EFE).- Fueron robadas y sacadas de contrabando al extranjero, pero tras años de pesquisas unas 140 antigüedades, en su mayoría faraónicas, han regresado a Egipto y se exponen a partir de hoy en el Museo Egipcio de El Cairo.

Estas valiosas piezas fueron recuperadas en los últimos tres años tras muchas pesquisas en países como Bélgica, Australia, Reino Unido, Francia, Alemania, España o Brasil.

En la exposición del Museo Egipcio destacan 56 antigüedades que volvieron en el año 2012 desde Australia, entre ellas un conjunto de escarabajos de diversos tamaños con inscripciones jeroglíficas.

Una barca de madera policromada con seis marineros que data del Imperio Medio (2.050-1.750 a. C.), es otra de las piezas recuperadas de Australia, mientras que una momia y un sarcófago de un ratón fueron repatriadas desde Alemania.

Bélgica es otro de los países de los que se han recuperado más piezas. En total 56, que llegaron a Egipto en mayo de 2012, como varias estatuas de piedra caliza y de madera del Imperio Nuevo.

De España fueron también recuperadas en junio de 2012 ocho estelas de piedra caliza robadas de una tumba de la necrópolis de Saqara, en las afueras de El Cairo.

En la inauguración de la muestra, a la que acudieron representantes de la Unesco y de los países que colaboraron en la devolución de las piezas, el ministro de Antigüedades, Mohamed Ibrahim, aseguró que hoy es “un gran día” para Egipto.

Ibrahim subrayó que Egipto está “muy interesado en recuperar cualquier pieza, por pequeña que sea, ya que son parte del patrimonio nacional”.

El departamento de recuperación de piezas arqueológicas del Ministerio de Antigüedades vigila los anuncios de subastas de piezas en internet y difunde listas “rojas” de los objetos sacados de contrabando de Egipto.

Esta labor se lleva a cabo en cooperación con la Unesco, la Interpol y la Unión Europea.

La mayoría de las piezas datan de la época faraónica, pero también hay de los periodos predinásticos, grecorromano -como la cabeza de una estatua traída de Brasil-, copto e islámico.

La exposición incluye también unos sesenta objetos robados, pero que nunca salieron de Egipto.

Diez de ellos fueron sustraídos del Museo Egipcio en medio del caos que imperó en el país durante la rebelión que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak, y que fueron incautados a una banda en El Cairo a fines de abril pasado.

Entre ellos destaca una estatuilla del faraón Tutankamon y otra que representa a Yuya Tuya, padre de la reina Nefertiti, que tres años después han logrado volver a su hogar.

La muestra contiene 48 de un total de 902 antigüedades que han sido recuperadas hasta ahora del saqueo que sufrió el museo de la ciudad de Malaui, al sur de El Cairo.

Este ataque se produjo en el marco de la ola de violencia desatada tras el asalto policial que en agosto pasado puso fin a dos acampadas de apoyo al depuesto presidente islamista Mohamed Mursi.

La representante de la Unesco en El Cairo, la georgiana Tamar Teneishvile, señaló en declaraciones a Efe que su organización ayuda al Ministerio de Antigüedades con el entrenamiento de funcionarios para que conozcan los instrumentos legales internacionales que se disponen para recuperar objetos arqueológicos.

“Intentamos trabajar con todos los países miembros de la Unesco para que estén atentos a cualquier pieza egipcia que entre ilegalmente en sus territorios”, explicó.

Advirtió de que Egipto afronta dificultades cuando se trata de antigüedades que no figuran en los registros del país, y que fueron robadas de yacimientos arqueológicos ubicados en lugares alejados y en zonas desérticas.