Tráfico | T 43° H 82%

Fútbol | Noticias

El City se hace con la Premier, Atleti y Barça se jugarán Liga entre sí

WUNI News
05/11/2014 4:11 PM

Madrid, 11 may (EFE).- El Manchester City, que se impuso al West Ham (2-0), ha conquistado su segunda Premier en los tres últimos años, mientras que en España el campeonato se lo jugarán entre sí, en la última jornada, el Atlético de Madrid y el Barcelona, en terreno catalán, tras igualar hoy ambos.

La jornada de ligas en el Viejo Continente ha traído también otro nuevo campeón: el Shakhtar Donestk en Ucrania, tras imponerse en su visita al Zorya (1-3).

La Premier 2013-14 en su cierre ya tiene propietario. Es el Manchester City del técnico chileno Manuel Pellegrini, quien conquista su primera liga en Europa. A su equipo le bastaba empatar, incluso si ganaba el Liverpool del delantero uruguayo Luis Suárez.

Pero el Manchester no especuló y pronto se adelantó en el marcador, incluso viendo como el Liverpool iba cayendo en casa, hasta el minuto 63, contra el Newcastle. Poco importó que el conjunto de Luis Suárez -no anotó pero ganó la clasificación de goleadores, con 31 tantos- remontará y se llevase los tres puntos (2-1), pues el de Pellegrini no cedió y ganó.

La tercera posición liguera ha ido para el Chelsea de Jose Mourinho, que se impuso en terreno del Cardiff (1-2). A constatar que el Manchester United, anterior campeón, queda fuera de la próxima competición europea, al quedar séptimo.

La Liga vivió toda una jornada de radios e infarto. Partían con opciones de título Atlético de Madrid, Barcelona y Real Madrid.

Se ha descartado el conjunto madridista, que cayó en Vigo con el Celta (2-0, dos tantos del brasileño Charles) cuando, curiosamente, los empates casero del Atlético de Madrid con el Málaga (1-1) y foráneo del Barcelona en Elche (0-0) le aumentaban sus opciones de haber ganado.

Pero el Real Madrid, con la mente más en la final de la Liga de Campeones ante el Atlético, ha sumado sólo dos puntos en la tres últimas jornadas y, ello, le ha dejado hundido y con dudas.

El líder Atlético de Madrid, con un estadio a rebosar y que soñaba con cantar hoy el título, padeció con el Málaga. Se pudo adelantar en el marcador, pero sufrió el mazazo de un gol visitante (m.65) que le sembró de nervios. Igualó nueve minutos después, tras haber podido encajar el segundo, y pudo ganar si el meta argentino Willy Caballero no saca una mano prodigiosa al final.

De haber ganado, el título sería del Atleti ya que el Barcelona no pasó de un empate sin goles de Elche, en un partido donde se esperaba mucho más del conjunto catalán.

Ahora el título se decidirá el próximo fin de semana, en un Barcelona-Atlético de Madrid que se presenta más apasionante y decisivo que nunca. Al conjunto madrileño le basta el empate, al catalán sólo le sirve el triunfo, lo que no ha logrado en este curso aún ante un rival con el que se ha medido ya en cinco ocasiones.

En Italia, con el “scudetto” ya del Juventus Turín desde hace días, lo destacado fue el triunfo juventino en casa de su gran rival, el Roma (0-1), segundo clasificado, con gol del italoargentino Pablo Daniel Osvaldo (m.94).

Un gol que permite al Juventus, a falta de una jornada, sumar ya 99 puntos; nuevo récord en la Serie A, pues el anterior estaba con 97 en poder del Inter de Milán (2006-07). Además, le da su triunfo 14 fuera de casa en una campaña, igualando la plusmarca que estaba en poder de los juventinos tenían desde 1949-50.

Francia ya vivió el último miércoles la confirmación del título para el París Saint Germain, el segundo consecutivo, el cuarto de su historia.

Alemania ha vivido la fiesta de celebración del un gran dominador Bayern Múnich ya campeón desde hace meses. Ganó el sábado, en la última jornada, al Stuttgart (1-0), con gol del peruano Claudio Pizaaro (m.91), y después la cerveza se desbordó y, como es tradicional, fue duchado en ella el técnico.

El español Pep Guardiola, pues, vivió su primera ducha de cerveza y su primera entrega del “gran plato” que se otorga al campeón.

En Rusia se vivió lo más triste de la jornada en el Viejo Continente. Seguidores del local Zenit invadieron el césped del estadio Petrovsky y agredieron a jugadores del rival Dinamo Moscú, en el minuto 85 (2-4 en el marcador) y con el título en juego.

Los aficionados del Zenit querían paralizar el encuentro y lo lograron. Saltaron al campo y abordaron a futbolistas visitantes, entre ellos Vladimir Granat, capitán del Dinamo, que sufrió el puñetazo de uno de los radicales. Lógicamente, llegó la suspensión.

La derrota del Zenit, que partió como líder, ponía en entredicho el título, pues ahora se ve superado en un punto por el CSKA Moscú, que ganó al Tom Tonsk (2-0).