Tráfico | T 57° H 89%

Fútbol | Latinoamérica | Noticias

Brasil endurecerá la fiscalización de los aeropuertos durante el Mundial

WUNI News
05/12/2014 2:46 PM
Actualizada: 05/12/2014 4:21 PM

Brasilia, 12 may (EFE).- Las autoridades brasileñas anunciaron hoy unas severas medidas de fiscalización de aeropuertos durante el Mundial de fútbol, que comenzará en 12 de junio próximo, a fin de evitar los atrasos en vuelos, que suelen agravarse cuando aumenta la demanda.

Según la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac), las reglas que estarán en vigor a partir del 5 de junio próximo y se mantendrán hasta mediados de julio, cuando concluya el Mundial, implicarán sanciones más rigurosas para las aerolíneas que no cumplan con los horarios establecidos.

La fiscalización será reforzada con un millar de agentes de la Anac, que durante el Mundial se desplegarán en los aeropuertos de las doce ciudades sedes y en terminales vecinos.

El presidente de la Anac, Marcelo Guaranys, explicó en rueda de prensa que el incumplimiento de los horarios, en aquellos casos en los que las empresas aéreas sean responsables, será sancionado con multas de 12.000 reales (unos 5.400 dólares) hasta 90.000 reales (unos 41.000 dólares).

Guaranys precisó que las multas se aplicarán en caso de atrasos de más de quince minutos y que el monto aumentará en forma proporcional, en función de las demoras.

Las normas serán aplicadas a la aviación comercial, pero también a los vuelos privados que lleguen al país desde el exterior.

El presidente de la Anac dijo que, en esos últimos casos, los aviones que no se atengan a estas normas pudieran tener incluso una pena mayor, que supondría hasta su expulsión del país.

Durante el mes que durará el Mundial, las autoridades brasileñas calcularán que llegarán al país unos 600.000 extranjeros, que se desplazarán por las doce ciudades que acogerán el evento de la FIFA y que unos tres millones de brasileños estarán circulación por las sedes.

Los aeropuertos de las sedes han pasado por reformas en los últimos meses, pero en muchos casos las obras no han concluido y el propio Gobierno ha admitido que buena parte de ellas no estará lista para el Mundial.

El aeropuerto internacional de Guarulhos, que sirve a la ciudad de Sao Paulo, la más poblada del país y que acogerá la inauguración del Mundial, inauguró el pasado domingo un nuevo terminal.

Sin embargo, entre ayer y hoy se registraron varios problemas, como la falta de bancos para sentarse y atrasos en la entrega de equipajes.

En Río de Janeiro, sede de la final del Mundial el 13 de julio, las autoridades también ya admitieron que el aeropuerto aún estará en obras durante la cita del fútbol, como ocurrirá también en Confins, que opera para Belo Horizonte.

Lo mismo sucede en Cuiabá, que ostenta el poco honroso título de tener el peor aeropuerto de Brasil.

En Fortaleza, para intentar paliar la situación del aeropuerto, se ha comenzado a instalar un terminal de pasajeros temporal, con una tienda de lona de 1.200 metros cuadrados, dada la imposibilidad de concluir a tiempo las obras de ampliación.

Sin embargo, pese a reconocer que existen problemas y atrasos en las obras, el presidente de la Anac afirmó que éstos no suponen una preocupación, al menos en términos de operación aeroportuaria.

“No nos preocupamos con la operación durante el Mundial”, aseguró Guaranys, quien también manifestó su confianza en que las sanciones pecuniarias anunciadas hoy no lleguen a aplicarse.

“Son medidas necesarias para garantizar que la planificación que se ha hecho sea cumplida”, pero “no deseamos aplicarlas”, pues “lo que queremos es todas las normas sean respetadas”, declaró.