Tráfico | T 32° H 75%

Clima | Noticias

Buscan que el Bosque Nacional de El Yunque se declare zona de desastre

WUNI News
05/12/2014 9:50 PM

San Juan, 12 may (EFEUSA).- El responsable de gestionar el Bosque Nacional de El Yunque de Puerto Rico, el único bosque lluvioso tropical de EE.UU. y sus territorios, pidió hoy a las autoridades locales que se declare zona de desastre natural a causa de las intensas lluvias.

El pedido de la administración de El Yunque se debe al cierre temporal del bosque tropical debido a las inundaciones y deslizamientos de tierras causadas por las copiosas lluvias caídas en los últimos días.

El supervisor forestal de El Yunque, Pablo Cruz, detalló en un comunicado de prensa enviado hoy que el área natural, administrada por el Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de EE.UU., estará cerrada “hasta nuevo aviso”.

En el río Icacos, a la altura de Naguabo, uno de los pueblos que se encuentran dentro del bosque nacional, el agua caída en los últimos días alcanzó casi las 19 pulgadas (48 centímetros), según detalló Cruz.

El cierre del bosque provocó además la cancelación de giras a turistas por el bosque, según confirmó a Efe Yamile Robles, guía y operadora turística de la compañía Natural Wonders.

Explicó que lo único que “está abierto” en El Yunque es el lugar de entrada, donde se ubica el vestíbulo, un área que presenta la historia del bosque y una tienda de recordatorios para turistas.

“Desde ahí, el acceso está bloqueado porque los derrumbes cerraron el paso”, detalló Robles, quien explicó que diversas carreteras de toda la zona han quedado destruidas.

El Yunque, que alberga cincuenta especies de orquídeas nativas diferentes, ciento cincuenta especies de helechos y árboles de hasta mil años de antigüedad, fue declarado en 1976 por la Organización de Educación Científica y Cultural de las Naciones Unidas (Unesco) como la primera Reserva Biosférica Internacional en Puerto Rico.

Las constantes lluvias provocaron además la destrucción de al menos dieciocho nidos de tortugas del tinglar, la tortuga marina más grande del planeta, en el área del Corredor Ecológico del Noreste (CEN), también al este de Puerto Rico.

El técnico de manejo de conservación de vida silvestre y tortugas marinas Abdías Pabón dijo hoy a Efe que la destrucción de los nidales fue provocada por las marejadas altas de las playas, que erosionaron y arrastraron los nidos.

El Corredor Ecológico del Noreste es uno de los lugares preferidos por los tinglares para anidar. En lo que va de temporada de anidaje, que acaba de comenzar y se suele prolongar hasta julio, ya se han contabilizado más de doscientos, indicó Pabón.

Cada año, este animal, altamente migratorio, baja a zonas tropicales a reproducirse. Tras depositar los huevos, éstos suelen eclosionar en las playas de la zona entre agosto y septiembre.