Tráfico | T 73° H 37%

Nacionales | Noticias

La ONU advierte sobre la situación de los indígenas en Perú, Panamá y Canadá

WUNI News
05/12/2014 6:59 PM
Actualizada: 05/12/2014 6:11 PM

Naciones Unidas, 12 may (EFE).- Naciones Unidas advirtió hoy sobre la situación en la que se encuentran las comunidades indígenas de Perú, Panamá y Canadá y subrayó la necesidad de hacer más esfuerzos para salvaguardar los derechos de esas poblaciones.

La ONU considera que los problemas se dan a pesar de que existen en todos esos países marcos legales adecuados y esfuerzos de las autoridades para proteger a las comunidades, según señaló en tres informes publicados hoy el relator especial para los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya.

En el caso de Perú, el análisis de Anaya se centra en los efectos que las industrias extractivas están teniendo en las poblaciones, que el responsable de la ONU califica de “devastadores” tanto en el ámbito social como medioambiental.

Según el texto, los indígenas no están percibiendo muchos beneficios de las actividades gasísticas y petroleras, lo que ha generado entre ellos “un alto nivel de descontento y de desconfianza” hacia el Estado y el sector industrial.

Para el relator de la ONU, las autoridades peruanas están “haciendo esfuerzos importantes” para responder a los problemas que las industrias extractivas presentan para los pueblos indígenas, pero es necesario ir más allá.

Así, recomienda que el Gobierno revise el marco regulatorio para garantizar “el reconocimiento y goce efectivo de los derechos de los pueblos indígenas sobre las tierras y los recursos naturales que ocupan o usan” y para impulsar la participación de estas comunidades en la planificación de las estrategias de explotación.

Además, Anaya pide que se tomen medidas para responder a los efectos medioambientales causados por varios proyectos y que se faciliten las compensaciones que demandan por ello las comunidades indígenas.

El experto subraya también la necesidad de desarrollar “nuevas fórmulas” para que los indígenas reciban directamente una parte de las ganancias que generan las actividades extractivas.

Mientras, en el caso de Panamá, Anaya señala que pese a que el país cuenta con “un marco legal avanzando” para proteger a los indígenas, existen “problemas relacionados con la implementación y garantía” de sus derechos.

En especial, la ONU apunta a la situación en áreas como las tierras y los recursos naturales, los proyectos de inversión a gran escala, la participación, y los derechos económicos y sociales.

Entre otras cosas, el informe recomienda impulsar el diálogo con estas comunidades e involucrarlas en el desarrollo de una ley de “consulta previa” con los pueblos indígenas, así como respetar su derecho a elegir a sus autoridades de acuerdo con sus fórmulas tradicionales.

Anaya recalca además que los indígenas continúan sufriendo mayores niveles de pobreza y peor acceso a servicios básicos, educación y salud, por lo que pide aumentar los recursos para reducir la disparidad con el resto del país.

Por último, el relator de la ONU publicó hoy un informe sobre la situación de los indígenas en Canadá, donde considera que las iniciativas llevadas a cabo para responder a los problemas de esos pueblos “han sido insuficientes”.

Entre otras cosas, Anaya critica que la “brecha de bienestar” entre la población aborigen y el resto no se ha reducido en los últimos años y que las mujeres y niñas indígenas siguen siendo “vulnerables a los abusos”.

Además, recuerda que siguen sin resolverse numerosas reclamaciones de los indígenas y considera que estos asuntos “merecen una mayor prioridad en todos los niveles y ramas del Gobierno”.

La publicación de los informes coincidió hoy con la apertura en la sede de la ONU de la trigésima sesión del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, donde Anaya intervendrá el martes de la próxima semana.

Estos tres análisis son los últimos que el relator especial tiene previsto presentar antes de que termine su mandato, en junio de este año.