Tráfico | T 87° H 53% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Noticias

Caída aporte del Canal impedirá alimentar fondo de ahorro soberano panameño

WUNI News
05/13/2014 8:22 PM

Panamá, 13 may (EFE).- La caída en más de 2.600 millones de dólares en las proyecciones de aportes del Canal de Panamá al Gobierno central entre 2015 y 2018 impedirá el ingreso de recursos provenientes de la vía a un fondo soberano de ahorro creado en 2012, alertó hoy el ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima.

Ante ese escenario, el nuevo Gobierno que el líder opositor y actual vicepresidente, Juan Carlos Varela, asumirá el próximo 1 de julio debería analizar la posibilidad de reformar la ley que rige el Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) para permitir que “se alimente de algún otro tipo de ingreso”, afirmó De Lima.

El FAP fue creado mediante una ley aprobada por la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) en junio de 2012, que establece que se alimentará principalmente de los aportes del Canal de Panamá al Gobierno central “superiores al 3,5 % del producto interno bruto (PIB) nominal del año en curso, a partir del año fiscal 2015″.

“Cuando se estructuró el Fondo soberano la proyección que teníamos era que para el año 2025 iba a tener cerca de 6.000 millones de dólares”, producto de la suma del capital inicial “de 1.400 millones de dólares, más 4.600 en aportes del Canal”, indicó el funcionario saliente.

Pero las proyecciones de aportes al Gobierno central actualizadas recientemente por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) señalan que la vía interoceánica “nunca va a aportar por encima del 3,5 % del PIB, incluso ni va a llegar al 3 % del PIB”, añadió.

Ante esa situación, el Gobierno saliente del presidente Ricardo Martinelli recomendará a la Administración de Varela “que hay que revisar” la ley del FAP.

“Nosotros no podemos determinar cuál debería ser el nivel óptimo de aporte (al Fondo), esa decisión le corresponde a la próxima Administración: si hay que reformas la Ley del FAP para que se alimente de algún tipo de ingreso, bien sea del mismo Canal o de algún otro”, enfatizó De Lima.

El funcionario destacó como “importante aumentar” el patrimonio del fondo soberano de ahorro, porque ello permitirá hacer frente a choques externos como una desaceleración económica o a consecuencias de desastres naturales cuando las mismas involucren daños cuyo costo supere el 0,5 % PIB.

El Ministerio de Economía y Finanzas publicó recientemente un informe sobre la situación fiscal en el mediano plazo en el que se evidencia una caída de 2.617 millones de dólares en la previsión de ingresos al Gobierno Central entre 2015 y 2018 por aportes del Canal interoceánico.

En un informe de mediano plazo fiscal previo, para el mismo período 2015-2018 el Gobierno esperaba un aporte global de 7.937 millones de dólares, pero el Ministerio de Economía y Finanzas lo reajustó a 5.320 millones de dólares tras las nuevas proyecciones de ingresos de la ACP.

Según el informe gubernamental, los aportes del Canal serán de 960 millones de dólares en el 2015, un 1,8 % del PIB; de 1.000 millones de dólares (1,7 % del PIB) en el 2016; de 1.530 millones de dólares (2,4 %) en el 2017; y de 1.830 millones de dólares (2,6 %) en el 2018.

La bajada en las previsiones de ingresos del Canal de Panamá “se debe no tanto al atraso del proyecto de ampliación, como algunos medios han publicado, sino de al tipo de mercancía que va a pasar” por la vía en los próximos años, aseveró este martes De Lima.

La ACP prevé ahora menos barcos con contenedores y más carga a granel o carga de gas natural exportado por Estados Unidos, “que paga menos peaje que los contenedores”, argumentó.

El principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá, la construcción del tercer juego de esclusas que permitirá el paso de buques con hasta 12.600 contenedores, casi el triple de lo actual, ha sufrido un retraso que suma ya 15 meses por diversas causas, entre ellas un conflicto contractual con el consorcio a cargo de la obra y que lidera la española Sacyr.

El hecho que el canal ampliado no esté listo en octubre próximo, como se estipuló en el contrato firmado en 2009 entre la ACP y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), sino en diciembre de 2015, generará pérdidas de unos 300 millones de dólares a la vía, según ha dicho su administrador, Jorge Quijano.