Tráfico | T 75° H 87%

puerto rico hoy

Detienen a un sacerdote en Puerto Rico por presunto caso de pederastia

WUNI News
05/13/2014 6:30 PM
Actualizada: 05/13/2014 6:58 PM

San Juan, 13 may (EFE).- El sacerdote católico puertorriqueño Israel Berríos Berríos, de 58 años, fue detenido hoy bajo la acusación de haber abusado de un menor del que fue padrino de confirmación y “guía espiritual” durante años.

“Es la primera vez que estamos acusando a nivel federal a un sacerdote en Puerto Rico. Esperamos que no hayan muchas ocasiones o ninguna otra”, dijo la jefa de la Fiscalía federal en la isla, Rosa Emilia Rodríguez, en una rueda de prensa.

La fiscal detalló que los hechos de los que se acusa al sacerdote se circunscriben a una única víctima, que presuntamente sufrió abusos desde los 8 ó 9 años hasta que cumplió los 17.

La presunta víctima, hoy de 21 años, presentó una denuncia contra Berríos en enero de 2013.

El sacerdote y su hoy denunciante llegaron a viajar juntos a Miami para tomar un crucero a Bahamas en compañía de “un matrimonio devoto de la iglesia”, que desconocía lo que sucedía, según afirmó la fiscal.

Las autoridades revelaron además que Berríos es el padrino de confirmación de la víctima y que, por ello, le regaló cámaras de vídeo, dinero, viajes, autos y computadoras.

“Exhortamos a las víctimas a que denuncien cualquier acto o sospecha. A la Ley no le importan las posiciones, sino que queremos velar por los menores. No vamos a permitir que sigan abusando de nuestros niños y que queden impunes”, subrayó Rodríguez.

En el mismo sentido, el jefe del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Puerto Rico, Ángel Meléndez, resaltó que hoy “es un día importante para las víctimas” porque saben que “las autoridades estarán preparadas” para investigar y combatir la pederastia en la Iglesia católica.

Meléndez recalcó que “no es una investigación contra la Iglesia Católica”, pero instó a los dirigentes religiosos a denunciar casos como el de Berríos, quien en la foto del perfil de su cuenta de Facebook aparece dándole la mano al fenecido papa Juan Pablo II.

Antes de su detención, el sacerdote había sido relevado de sus funciones por la diócesis de Caguas, ciudad aledaña a San Juan, mientras era investigado, y se expone a una condena de diez años de prisión a cadena perpetua.