Tráfico | T 40° H 45%

Espectáculos | Noticias

La ministra de Cultura francesa destituye a la presidenta del Museo Picasso

WUNI News
05/13/2014 11:21 AM
Actualizada: 05/13/2014 5:11 PM

París, 13 may (EFE).- El Ministerio de Cultura de Francia anunció hoy que su titular, Aurélie Filippetti, ha decidido poner fin al mandato de la presidenta del Museo Picasso, Anne Baldassari, por la degradación del ambiente de trabajo en ese establecimiento, sobre el que se mantiene la fecha de reapertura en septiembre.

Filippetti había encargado a la Inspección General de Asuntos Culturales (ICAG) un análisis de la situación social de ese centro, rodeado de polémica por los retrasos acumulados en la remodelación, y por las quejas de los herederos de Picasso, que denuncian el aparente desinterés de Francia por la figura del pintor.

“Las conclusiones del informe revelan un clima de trabajo extremadamente degradado (…) y una atmósfera angustiante, que se traduce principalmente en una serie de dimisiones en puestos clave indispensables para permitir la reapertura del museo”, indicó el comunicado ministerial.

La exigencia de reabrir en septiembre “en las mejores condiciones” y “el restablecimiento de un marco de confianza entre el museo y sus interlocutores conducen a la finalización del mandato” de Baldassari, al frente desde 2005, apuntó la nota.

El nuevo presidente será nombrado en los próximos 15 días y teniendo en cuenta “sus competencias científicas”. Hasta entonces asumirá el puesto de forma interina Jérôme Bouët, inspector general de Asuntos Culturales y miembro del consejo de administración del museo.

Las desavenencias entre Filippetti y Baldassari sobre la gestión del museo eran conocidas, como también el enfado de los herederos de Picasso con las autoridades francesas.

“Si la ministra está enfadada con la señora Baldassari, yo estoy enfadado con la señora ministra”, dijo enojado a principios de mayo Claude Picasso, hijo del pintor malagueño y de Françoise Gilot, en una entrevista en la que le reprochaba no haber visitado las obras en año y medio y evitarle reiteradamente.

Al nuevo presidente le “corresponderá reunir las condiciones que permitan la apertura del museo en septiembre, en un ambiente sereno”, subrayó hoy el Ministerio, que aseguró que mantendrá informada a la familia Picasso y al consejo de administración del avance del proyecto, cuya inauguración estaba prevista para junio.

Cultura insistió en que “la energía de todos” debe enfocarse en ese objetivo y recordó que la importancia de ese centro “para los franceses y para todos los enamorados de Picasso” hizo que Filippetti velara por la creación de 40 puestos de trabajo adicionales, pese a un contexto presupuestario “restringido”.

El museo, inaugurado en 1985 en un palacete del centro de París conocido como Hôtel Salé, se cerró en 2009 para iniciar una amplia reforma con un presupuesto de 52 millones de euros (unos 72 millones de dólares), financiada en parte con exposiciones temporales.

La noticia de la destitución coincide con una polémica paralela, el devenir del ático parisino en el que Picasso pintó “Guernica” y que podría verse convertido en un hotel de lujo, si se cumplen las intenciones de sus propietarios de transformar el edificio.

La comisión regional de patrimonio examina hoy la posibilidad de que ese estudio de los Grands-Augustins sea declarado lugar de interés histórico, tal y como reclama el Comité Nacional para la Educación Artística (CNEA).