Tráfico | T 50° H 100%

Noticias

La “república popular de Donetsk” prohíbe la entrada a Obama, Merkel y Ashton

WUNI News
05/13/2014 7:35 AM
Actualizada: 05/13/2014 1:52 PM

Kiev, 13 may (EFE).- La autoproclamada “república popular de Donetsk”, que ayer declaró su independencia de Ucrania, prohibió hoy la entrada en su territorio al presidente estadounidense, Barack Obama, a la canciller alemana, Ángela Merkel, y a la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton.

El copresidente de la “república”, Dennís Pushilin, firmó un decreto que acusa a Obama de “connivencia con el así llamado presidente de Ucrania, Alexandr Turchínov” en la aprobación de la ley antiterrorista que permitió el inicio de una operación militar en la región rebelde.

La orden, que extiende la misma acusación a la líder alemana, prohíbe hasta otoño la entrada en el territorio de la región a ambos mandatarios.

Los líderes insurgentes de Donetsk también prohibieron la entrada al territorio de la “república” a Ashton por “negligencia en el cumplimiento de sus funciones, que permitió a los neonazis de Ucrania sentirse impunes, lo que llevó a crímenes contra la humanidad en Odessa”.

Casi medio centenar de personas, en su mayoría prorrusos, murió recientemente en esa ciudad portuaria como consecuencia del incendio intencionado del edificio donde se habían refugiado.

La lista de sancionados también incluye al primer ministro británico, David Cameron, aunque en lugar de prohibirle viajar a la región le pide que “cambie su postura en relación a la junta de Kiev (como llaman al Gobierno ucraniano), sobre todo a la luz de las buenas relaciones históricas entre Reino Unido y (la región hullera de) Donbass”.

Los líderes prorrusos de Donetsk y Lugansk proclamaron ayer la independencia de estas regiones rebeldes de Ucrania un día después de que la inmensa mayoría de su población apoyara esta opción en sendos referendos.

Las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk anunciaron su independencia respaldadas por los resultados oficiosos de las consultas de autodeterminación, celebradas este domingo sin reconocimiento internacional ni tampoco del Gobierno ucraniano.

Un 89,7 por ciento de los votantes de Donetsk y un 96 por ciento de los electores de Lugansk se pronunciaron a favor de la escisión de Ucrania.

La “república de Donetsk” también pidió a Moscú que considere la integración del nuevo Estado independiente en el seno de la Federación Rusa.