Tráfico | T 48° H 48%

Economía | Latinoamérica | Noticias

Sin legado de obras de movilidad urbana, Manaos apuesta por el turismo de selva

WUNI News
05/13/2014 7:12 PM

Manaos (Brasil), 13 may (EFE).- El prometido legado de dos obras de movilidad urbana del Mundial Brasil 2014 para la ciudad amazónica de Manaos, una de las doce sedes del certamen, no podrá ser cumplido y ahora la metrópoli apuesta por el turismo de selva como su legado después de la Copa del Mundo, admitieron hoy las autoridades.

Así, la mayor expectativa para la ciudad más desarrollada de la región amazónica con el Mundial es aumentar su potencial turístico luego del foco que tendrá como sede de los partidos Italia-Inglaterra, Camerún-Croacia, Estados Unidos-Portugal y Honduras-Suiza.

El campeonato mundial “generará acciones positivas para el futuro”, dijo a Efe el coordinador de la Unidad Gestora de la Copa (UGP) del Gobierno de Amazonas, Miguel Capobiango.

“Manaos pasará a ser conocida y formar parte del elenco de alternativas de inversión. Esperamos nuevos negocios”, evaluó Capobiango, quien apuntó que los resultados serán en el “mediano y largo plazo”.

Los gobernantes anunciaron obras públicas como un monorraíl y los carriles exclusivos para autobuses conocidos como BRT, con un presupuesto de 1.600 millones de reales (unos 722 millones de dólares), pero estas iniciativas para mejorar la infraestructura de la capital del estado norteño de Amazonas no salieron del papel.

En la antesala del Mundial que se inicia el 12 de junio, varios proyectos están atrasados, entre ellos las reformas en los centros de entrenamientos, del puerto, del aeropuerto internacional Eduardo Gomes y de la zona costera Manaus Moderna, donde atracan miles de embarcaciones que transportan a ribereños.

El ente turístico estatal Amazonastur y el Ministerio de Turismo informaron que los partidos del Mundial deben atraer 88.000 turistas, muchos de ellos detrás de la figura portuguesa y mejor jugador del mundo electo por la FIFA en 2013, Cristiano Ronaldo.

Las obras de movilidad urbana como el monorraíl o el autobús rápido BRT (Bus Rapid Transit) fueron proyectadas por el Gobierno federal, el regional y la alcaldía e incluidas en la Matriz de Responsabilidad de la Copa del Mundo.

El proyecto de 1.300 millones de reales (unos 586,6 millones de dólares), 800 millones de reales (unos 361 millones de dólares) de los cuales financiados por el Gobierno federal, para el monorraíl fue cuestionado por el Tribunal de Cuentas de la Unión y el Ministerio Público Federal.

El juez federal Rafael Leite Paulo en octubre pasado determinó la suspensión del proyecto e impidió la ejecución presupuestaria y la obra fue incluida entonces en la lista del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), uno de los planes clave del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Sin el monorraíl, la Alcaldía de Manaos modificó el proyecto del BRT, estimado inicialmente en 290 millones de reales (unos 130,8 millones dólares) para unir el estadio y la zona hotelera y prevé construirlo después de la cita mundialista.

A causa de la apretada agenda hacia el inicio del mundial, la alcaldía ejecutó el proyecto Quadrilátero de la Copa, la pavimentación de las principales calles y reformas en las paradas de autobús, además de la reforma de la Feria de Manaus Moderna, una región que concentra comercio popular.

En el proyecto de la Copa del Mundo, la Gobernación y la Alcaldía abandonaron el plan de construir un Memorial ubicado en la zona del Encuentro de las Aguas de los ríos Negro y Solimoes, el paisaje turístico más emblemático de la región.

El lugar sería un atractivo turístico para observar el fenómeno natural de las aguas de colores diferentes de los ríos, que no se unen y debía abrigar una zona “Fan Fest” de los hinchas para acompañar el Mundial.

En otro capítulo de la infraestructura, la administradora estatal de aeropuertos, Infraero, informó que las obras de remodelación del Aeropuerto Internacional Eduardo Gomes deben ser inauguradas poco antes del inicio del Mundial.

La reforma de 444,4 millones de reales (unos 200,5 millones de dólares) prevé ampliar la capacidad del aeropuerto principal de la región de 6,4 millones de pasajeros anuales a 13,5 millones.

El 31 de mayo, en tanto, es la fecha para el fin de las reformas en el Puerto de Manaos, inaugurado en 1907 por la empresa inglesa Manaos Harbour Limited y considerado un patrimonio brasileño, una obra con presupuesto es de 89,4 millones de reales (unos 40,3 millones de dólares).

La única obra prometida plenamente ejecutada fue la construcción del estadio Arena da Amazonia “Vivaldo Lima”, con capacidad para 44.000 personas y que costó 605 millones de reales (unos 273 millones de dólares), según la oficina de prensa de la UGP Copa.

Elaize Farias