Tráfico | T 72° H 71% | Powered by Yahoo! Weather

Fútbol | Latinoamérica | Noticias

Tabárez resigna experiencia y apuesta a la renovación de Uruguay

WUNI News
05/13/2014 11:00 AM

Montevideo, 13 may (EFE).- El seleccionador de fútbol de Uruguay, Oscar Washington Tabárez, apuntó a la renovación de la plantilla celeste de cara a la Copa del Mundo de Brasil 2014 dando lugar en el grupo a varios jóvenes en sustitución de otros experimentados, como el goleador Sebastián Abreu, que cierran su ciclo en la selección.

Tabárez convocó el lunes a 25 futbolistas para iniciar los entrenamientos y reservó a otros tres que no se sumarán al grupo pero quedarán a la expectativa por alguna eventual lesión.

En principio la plantilla no presenta sorpresas y quienes fueron la base del equipo en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, donde Uruguay ocupó el cuarto puesto, y también durante las eliminatorias sudamericanas para Brasil están presentes.

Por ello, la alineación de Uruguay de los últimos tiempos “casi se recita de memoria”: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín, Martín Cáceres; Cristian Stuani, Egidio Arévalo Ríos, Walter Gargano, Nicolás Lodeiro; Edinson Cavani y Luis Suárez, con alguna posible variante en el centro del campo para el caso de una táctica mas o menos defensiva.

Sin embargo, de cara a los enfrentamientos con Costa Rica, Inglaterra e Italia en el Grupo D del Mundial, Tabárez confirmó la renovación parcial de la plantilla que ya venía insinuando en las últimas convocatorias.

Así ya no está en sus planes el veterano goleador de mil batallas Sebastián Abreu, (37 años) de dilatada trayectoria en equipos de varios países y actualmente en Argentina.

El “Loco”, como se le conoce, perdió un pulso frente al joven Abel Hernández (23) con otras características pero que de a poco se ha ganado un lugar en la plantilla en base a velocidad y goles.

También queda al margen el igualmente experimentado defensa central Andrés Scotti (38), hasta ahora fijo en los llamados de Tabárez y que jugó en Sudáfrica y en la Copa Confederaciones hace un año.

Como alternativa para la defensa central el seleccionador prefirió a los también jóvenes Sebastián Coates (23) y José María Giménez (19).

Otro que perdió pie en los últimos tiempos y ahora definitivamente fue Juan Castillo (36), hasta ahora tercer portero, pero que quedó fuera de la convocatoria en favor de Rodrigo Muñoz (32).

Las mayores dudas celestes se mantienen en el centro del campo donde Tabárez sigue si encontrar el “cerebro” que ponga la pausa y controle el ritmo de juego, pese a que las pruebas han sido varias.

En Sudáfrica esa misión en principio le fue asignada a Ignacio “Nacho” González, que fue titular en el debut frente a Francia, sin aprovechar la oportunidad.

Después lo persiguieron las lesiones, no volvió a su mejor nivel ni a la selección.

En el pasado Mundial el testigo lo recogió Diego Forlán, que resignó en parte su ubicación en el campo retrasándose para convertirse en lanzador-goleador.

Su actuación en el torneo fue determinante, asistió, marcó goles y fue elegido por la FIFA como el mejor futbolista del torneo.

Tras un pasaje un poco complicado por el fútbol brasileño Forlán (que en seis días cumplirá 35) se marchó recientemente a Japón donde parece recuperar su mejor ánimo y el olfato goleador.

Si Forlán fue decisivo para los celestes en Sudáfrica, ahora la gran ilusión de los uruguayos pasa por el excelente momento de forma de Luis Suárez, máximo goleador de la Liga inglesa y mejor jugador de la temporada según la elección de sus colegas.

Suárez, que ya en Sudáfrica ya mostró parte de su calidad, llega al Mundial de Brasil con 27 años “en plenitud de sus condiciones y sin que se sepa cual puede ser su techo”, afirmó recientemente Tabárez.