Tráfico | T 81° H 67%

Nacionales | Noticias

Texas suspende la ejecución prevista para hoy por una orden judicial

WUNI News
05/13/2014 1:02 PM
Actualizada: 05/13/2014 6:10 PM

Austin (EE.UU.), 13 may (EFE).- El estado de Texas suspendió la ejecución de Robert Campbell prevista para hoy debido a una orden de una Corte de Apelaciones, que señaló que a sus abogados no se les ha permitido demostrar que es una persona con discapacidad intelectual.

El portavoz del Departamento de Justicia Criminal de Texas, Jason Clark, confirmó a Efe que la ejecución prevista para hoy a las 18 horas (23.00 horas GMT) en la prisión de Huntsville quedó suspendida hasta nueva fecha.

Los magistrados de la Corte de Apelaciones consideran que no se tuvo en cuenta la discapacidad intelectual del reo de 41 años, que fue condenado a la pena capital por violar y asesinar a una mujer en 1991 y que lleva media vida en el corredor de la muerte de Texas.

Tanto los abogados del caso como el Departamento de Justicia Criminal de Texas han recibido la orden judicial de la Corte de Apelaciones, un tribunal con sede en Nueva Orleans al que se recurren decisiones de tribunales federales de estados sureños antes de elevar los casos al Tribunal Supremo de EE.UU.

El Tribunal Supremo, máxima instancia judicial de EE.UU., prohibió en 2002 la ejecución de personas con discapacidad intelectual.

El texto de los magistrados, facilitado a Efe, destaca las “circunstancias únicas del caso” y considera que Campbell y sus abogados no han dispuesto de “una oportunidad justa” para demostrar que el preso no es elegible para ser ejecutado dado su coeficiente intelectual.

“Vistas las pruebas que nos han sido mostradas, creemos que Campbell debe recibir tal oportunidad”, dice el texto.

Tras conocer la orden, uno de los abogados del preso, Robert C. Owen, destacó en un comunicado que se trata de un caso de “un hombre cuya discapacidad mental no fue demostrada hasta nuevas pruebas que salieron hace poco a la luz, después de ser largamente ocultadas por los fiscales y el Departamento de Justicia Criminal de Texas”.

Campbell, un afroamericano de 41 años, violó y asesinó en Houston en 1991 a Alexandra Rendon, una mujer de 20 años que fue secuestrada en una gasolinera y llevada a un descampado, según figura en la ficha penitenciaria del condenado.